Categorías
Alimentación Complementaria del Bebé Alimentación del Bebé y el Niño Alta Demanda Apego Autonomía Bebé de 4 meses Blog Conciliación Conducta del Bebé y el Niño Convivencia Crecimiento y Percentiles Cuidados del Bebé y el Niño Herramientas de Salud Infantil Higiene del Bebé y del Niño Lactancia Artificial Lactancia Materna Maternidad Otros temas de Salud Infantil

Peketip: Cada bebé a su ritmo

Cada bebé a su ritmo

Todo bebé dispone de mecanismo para adaptarse a los cambios mucho más complejos de lo que somos capaces de comprender.

Todo lo que sabemos hasta ahora sobre esos mecanismos son una burda aproximación.

Por eso, intentar forzarlos es mala idea.

Mientras no tengamos una prueba clara de que la forma en la que un bebé se adapta a un cambio le perjudica (lo que a veces pasa), no deberíamos interferir.

Si dejamos que sus mecanismos adaptativos actúen irán afinando su respuesta, haciéndolo cada vez mejor.

Si en lugar de interferir, observamos como funcionan, aprenderemos a entender mejor las necesidades de nuestro hijo y responderemos de forma más adecuada la próxima vez.

Observa mucho a tu hijo, disfruta que tienes el honor de vivirlo y piensa antes de actuar.

Categorías
Bebé de 4 meses Blog

Bebé de 4 meses

El bebé de 4 meses: Padres que ya saben mucho sobre él. Pero muchas más cosas quedan por descubrir. Seguro que este artículo te descubre unas cuantas…

Desarrollo

Como con esta edad la mayoría de los padres ya controlan el tema de la lactancia, empiezan a preocuparse de otras cosas. Y hablando de desarrollo una de ellas es la estimulación precoz.

En mi opinión es una herramienta esencial para tratar niños con problemas. En esos bebés es muy útil y reduce los problemas que pueden aparecer en las primeras fases del desarrollo de algunos niños y si no se tratasen podrían afectar toda su evolución posterior. Son equipos formados habitualmente por neurólogo, fisioterapeutas, psicólogos, logopedas, maestros de educación especial, terapeutas ocupacionales, trabajadores sociales… Dependiendo de las unidades, unas tienen todos estos perfiles y otras añaden o no disponen de algunos de ellos.

El problema es a mi parecer pensar que es necesario hacer algo parecido con los bebés sanos. Hablar en la actualidad, con el volumen de estímulos que tienen los niños de hacer estimulación precoz a niños sanos no me convence. Hay manuales con tablas de actividades adecuadas para desarrollar «x» o «y» en bebés según su edad. Y entiendo que pueden ser útiles para algunos padres, comos las pautas de introducción de alimentación complementaria.

Mi consejo es que le deis la importancia que os resulte útil. Pero se puede cometer el error de que esto sea otro foco de preocupación para los padres. Y esto en niños sanos creo que es innecesario. Disfrutad de cada etapa pasando tiempo con él, jugando sin normas, sed espontáneos y disfrutad de su compañía. Ese es el estímulo que más falta a muchos niños hoy en día.

Con 4 meses la mayoría de los bebés sí que sostienen ya la cabeza. Eso quiere decir que tienen ya más fuerza en la musculatura central del cuerpo. Tanto la del cuello como la de la espalda. En la práctica significa que pueden estar más tiempo incorporados sin problemas. Podemos ponerlos en asientos algo menos horizontales. Y en los porta-bebés pueden estar en modelos en los que el niño mantiene una posición vertical más tiempo.

Balbucean: Es decir, empiezan a hacer ruiditos, como jugando con los sonidos. Pero en este momento no tienen ni idea de que el lenguaje exista. No entienden que una palabra pueda tener significado y hacen principalmente los sonidos por facilidad para ser pronunciados. En ese sentido las sílabas con la vocal A y con consonantes explosivas, como la P, la T, la M, la B… Son los más frecuentes. A veces al hacerlos de forma repetitiva salen Pa-pa-pá o Ma-ma… Y claro baba caída y no es la del bebé…

Peso y talla

Lo habitual es que ya no ganen tanto como los tres primeros meses de vida. Las curvas de crecimiento son curvas porque al principio tienen una subida muy rápida que se enlentece conforme avanza. Suele decirse que un bebé gana de 100 a 150 gramos por semana a partir del cuarto mes. Pero como otras muchas cosas, vuelve a ser una regla fácil de recordar, pero sólo orientativa y que en la mayoría de los casos no se cumple. Domos más irregulares que algo tan simple. Puede haber semanas que se gane mucho más de eso y otras en las que incluso pueda perderse algo de peso sin que haya ningún problema grave.

Siempre hay que valorar la evolución de peso y talla teniendo claro si el bebé está sano, es activo y tiene un desarrollo por lo demás normal o no.

Si quieres calcular y comparar los percentiles de peso y talla de tu bebé y que te los explique puedes usar la Calculadora de Percentiles.

Sueño

Entre los 3 y los 5 meses muchos padres «cantan victoria» con las noches. Si el niño está sano y se alimenta bien las noches suelen ser mucho mejores. Ya explicaremos en los artículos de los meses siguientes que es frecuente que a partir del 5º-6º mes veamos un empeoramiento del sueño. Pero ya llegaremos y «casi todo» tiene solución, en su momento. Por ahora, si va bien, disfrutad de estas buenas noches.

Dentición

Ya desde los dos meses los bebés suelen babear más y con 3-4 meses, muchos son los que están con las manos en la boca constantemente. No faltará quien diga desde los dos meses lo de «eso van a ser los dientes«. Aunque hay quien puede nacer con algún diente y quien no tiene el primero hasta pasado el año, es a partir de los 4-6 meses cuando realmente suelen empezar a salir. Pero la realidad es que no podemos decirlo hasta que vemos el diente fuera.

Alimentación

Con tres meses la alimentación del lactante sigue siendo leche. No necesitan tomar nada más, ni agua ni infusiones. La leche les aporta todo lo que necesitan, tanto líquido como alimento. Por eso son lactantes.

Es frecuente que te aconsejen que tome manzanilla o agua, especialmente si estamos en verano. Pero no es necesario. Ningún niño se deshidrata tomando leche a demanda. Ten en cuenta que la leche tiene tanto líquido como pueda necesitar.

El cólico del lactante en teoría cedió en torno a los 3 meses. Pero la realidad es que si había un problema que lo causaba y no le hemos puesto solución, puede seguir acompañándonos. En mi opinión tenemos dos grupos diferentes:

  1. El de los niños que tenían muchos gases porque se les intentaba imponer una pauta de alimentación que no se adaptaba a sus necesidades. Lo que hacía que comiesen con ansiedad. La mayoría de estos niños han mejorado para esta edad, porque sus padres han entendido que lo mejor es atender sus necesidades a su propio ritmo y ya pasan del reloj y de las indicaciones sobre tiempo y cantidad de las tomas.
  2. Los niños con problemas de intolerancias, alergias, reflujo. Estos niños en realidad no mejorarán mas que si son tratados adecuadamente.

Para muchas madres los cuatro meses son una fecha muy, muy señalada: Se acaba la baja maternal.

Claramente la baja maternal en nuestro país es insuficiente para permitir una crianza adecuada, para conciliar familia y trabajo… Pero es que en nuestro país, conciliar familia y trabajo es para la mayoría de los padres y madres una Utopía irrealizable o un continuo ejercicio de malabarismo.

Categorías
Bebé de 4 meses Blog Cuidados del Bebé y el Niño Enfermedades Crónicas en Bebés y Niños Enfermedades Raras

Criptorquidia: Cuando los testículos del bebé no están en su sitio

A veces los niños cuando nacen no tienen los testículos en su sitio. ¿Qué implica eso? ¿Cómo actuamos en estos casos?

Criptorquidia significa testículos ocultos.

Los testículos se forman dentro del abdomen. Y a lo largo del embarazo tienen que ir moviéndose a lo largo de las ingles hasta el sitio que ocupan habitualmente, en el escroto.

Los testículos necesitan estar en ese sitio para conservar su capacidad de producir espermatozoides. Cuando el testículo se queda dentro del abdomen, están a una temperatura más alta. Y esa temperatura reduce la capacidad de los testículos de producir espermatozoides, y por tanto la fertilidad futura del «hombrecito».

Pero a veces, cuando el niño nace los testículos no han llegado abajo. Hay un margen de un par de años para que complete ese camino. Cuanto más tiempo pasen los testículos ocultos en el interior del abdomen por encima de esa edad, más irán perdiendo su fertilidad.

El otro problema que suponen las criptorquidias, es que cuando un testículo llega hasta la pubertad sin estar en su sitio, puede empezar a desarrollar tejidos extraños en su interior. A veces tumores. Y cuando están en el interior del abdomen pueden desarrollarse sin ser detectados hasta que es tarde.

Eso quiere decir, que porque un niño no tenga los testículos en su sitio al nacer, no hay que preocuparse demasiado. Tenemos tiempo y herramientas para solucionarlo.

Pero jamás, jamás debemos estar tranquilos si el problema no se ha resuelto cuando nos acercamos a la pubertad.

En la mayoría de los casos se resuelve entre los 2 y los 5 años.

Hay tres formas de que se resuelva:

– Por sí solo: La mayoría de los niños en los que no vemos el testículo al nacer, lo tienen en algún punto de la ingle, y conforme el niño crece, en los primeros meses de vida, el testículo va bajando hasta su sitio.

– Con tratamiento hormonal. Hay hormonas que ayudan a ese descenso, y habitualmente se puede probar este tratamiento si entre los 6 y los 12 meses no vemos bajar al testículo.

– Cuando el tratamiento hormonal no ha funcionado y llegamos a los 2 años con el testículo fuera de su sitio, se puede realizar una operación para bajar el testículo y fijarlo en su sitio. Es una operación sencilla cuando está en la ingle. Algo más complicada si tenemos que buscar el testículo en el interior del abdomen. Habitualmente realizan esta operación el cirujano infantil o el Urólogo infantil.

Testículos en ascensor

Es la forma más leve de criptorquidia. Consiste en que el testículo lo encontramos en la ingle, podemos bajarlo a su sitio, pero en cuanto lo soltamos vuelve a subirse a la ingle. Antes no se daba importancia a esto. Pero se ha visto que si sigue sin resolverse suele provocar una pérdida de fertilidad a la larga.

Hidroceles y hernias asociadas a las criptorquidias

El conducto por el que baja el testículo desde el abdomen hasta su sitio normal, es en las criptorquidias más ancho.

Eso favorece que a través de ese canal pueda pasar líquido que se acumula en torno al testículo en el escroto. Eso se llama hidrocele.

También, cuando es muy ancho el canal puede tender a salirse el propio intestino a través de ese canal de la ingle. Eso es una hernia.

El hidrocele y la hernia inguinal son complicaciones frecuentes que pueden aparecer con más frecuencia en niños que han tenido criptorquidia.

Categorías
Ansiedad Apego Autonomía Bebé de 4 meses Blog Conciliación Conducta del Bebé y el Niño Convivencia Guardería Maternidad Otros temas de Salud Infantil

Vuelta al trabajo de mamá

La conciliación familiar y laboral es para la mayoría de las madres una utopía. Y la situación en la que eso se hace más evidente es la reincorporación de la madre al trabajo tras la baja maternal.

En España esa baja es de tan sólo 16 semanas. Y yo conozco a muchas madres que son trabajadoras autónomas y se plantean incorporarse mucho antes. La situación económica no acompaña. Y la legislación menos aún.

Quien inventase la frasecita «conciliación familiar y laboral», hizo uno de los chistes macabros más ingeniosos en mucho tiempo.

Tenemos unos horarios que piensan en todo menos en que unos padres puedan compaginar su trabajo con el horario escolar o con el cuidado de los hijos. Ha sido el sistema educativo el que ha ido desarrollando ofertas para cubrir la necesidades organizativas de los padres. Empezando por los comedores escolares, las aulas matinales, las actividades extra-escolares, los cursos o campamentos de verano… El problema es que gran parte de esos recursos son limitados y en la mayoría de los casos sufragados por los padres. Con lo que vemos una pescadilla que se muerde la cola: Hay que trabajar más para cubrir gastos, pero hay que buscar qué hacer con los niños mientras se trabaja más, con lo que volvemos a tener más gastos… Es una espiral que lleva a muchos padres a perderse literalmente la infancia de sus hijos.

Evidentemente en esto hay muchas situaciones diferentes. Hay gente con más margen de maniobra o otros si prácticamente ninguno.

Mientras, se nos cae la baba viendo como países de Europa con sistemas de impuestos que no superan a los nuestros pueden dar a los padres de sus países bajas maternales de hasta 3 años de duración, posibilidad de compatibilizar prestación por maternidad con actividad laboral desde casa a tiempo parcial… Pero no pagan más IVA que nosotros, ni más IRPF, ni más impuestos de sociedades, ni más seguridad social… Simplemente sus gobiernos tienen otras prioridades. En nuestro país hay prestaciones similares, pero sólo para unos pocos. Yo aluciné cuando me enteré de lo que duraba la baja maternal de alguien que trabajaba en la Diputación…

Yendo a lo práctico para el común de los mortales

La mayoría de las madres en nuestro país tiene que pensar antes de los 4 meses:

  1. Cómo adaptar la alimentación del bebé para cuando vaya a trabajar.  Otra nueva situación que juega en contra de la lactancia materna. Estamos hartos de decir que todas las recomendaciones sobre lactancia indican que lo ideal es mantener el pecho como alimentación única hasta los 6 meses de edad del bebé. Eso y el final de la baja maternal a los 4 meses deja a las madres dos opciones: Saltarse la recomendación iniciando antes la alimentación complementaria con el riesgo de aparición de alergias e intolerancias alimentarias, o sacarse leche para que el niño la tome en su ausencia. Esta segunda opción tiene muchos inconvenientes. No todas las madres pueden obtener la leche suficiente para esto. No todas pueden organizar un sistema de conservación y transporte seguro para que le den su leche en buenas condiciones sus cuidadores…
  2. Quién cuidará del bebé durante su horario laboral. Aquí de nuevo tres opciones: Familiar, persona contratada a domicilio, escolarización precoz… Y existen las tres opciones porque las condiciones de las distintas familias pueden variar muchísimo.

Lo que sí os recomiendo es que sea cual sea la opción que prefiráis, vuestra capacidad de maniobra y vuestras posibilidades, conviene planificarlo con el mayor tiempo posible:

– Encontrar la opción de cuidado más adecuada (no pudiendo ser los propios padres, que está claro que sería la deseable), va a precisar su tiempo. Salvo la posibilidad de recurrir a los benditos abuelos, todas las demás llevan un proceso de selección que puede resultar muy agobiante si no se encuentra nada que nos inspire confianza y se va acercando la fecha de incorporación al trabajo.

– No podemos pasar de dar el pecho a demanda un día a ausentarnos 8 horas durante la mañana sin que eso afecte a la lactancia. Si lo hacéis puedo aseguraros que en cuanto lleguéis el primer día del trabajo no vais a ir al baño, sino corriendo a ofrecerle el pecho a vuestro bebé, porque vais a reventar. Y si eso pasa lo normal es que el pecho interprete que sobra leche y empiece a producir menos, si es que nos os cuesta una mastitis. La solución es hacerlo de forma gradual desde unas semanas antes, o llevar saca-leches al trabajo si es factible.

– Tampoco podemos pasar de ser la referencia constante de un bebé a dejarlo ese tiempo con una persona distinta de un día para otro. Tanto el bebé, como la madre y la persona que vaya a cuidarlo van a necesitar de un periodo de adaptación a la nueva situación.

Por tanto planificadlo con tiempo y empezar a adaptar vuestra rutina a la opción escogida de forma gradual con al menos 2 semanas (mejor un mes) antes de la fecha de incorporación al trabajo.

La otra opción

Comprad lotería.

No, ya en serio. Porque el tema lo es, y bastante. Sé que hay gente que tras leer este artículo, especialmente los defensores de la crianza natural, dirán que todo esto es absurdo, un sinsentido. Y que la única opción razonable es que la madre priorice el bienestar de su hijo y que el Estado tiene capacidad pero no voluntad para hacerlo posible.

Esto pasa por un contacto constante de la madre con su hijo durante los (más o menos) tres primeros años de vida del niño. Pero yo sé que siendo lo deseable (y posible en otros países), con la situación actual no es posible para la inmensa mayoría de las madres. No sin asumir un coste social que en muchos casos no tienen margen para afrontar. Con la legislación y situación económica que tenemos, en la práctica para muchas madres significaría quedar fuera del mundo laboral. En algunos casos de forma casi irreversible.

Más vale que nuestro país vaya dando pasos para que esta «conciliación familiar y laboral» sea posible en un futuro cercano, porque sino nos espera un porvenir muy negro.

Basta con que los políticos dejen de pensar que el progreso de un país pasa por hacer un «Metro» en cada capital de provincia y mega-proyectos similares. El metro de Jaén lleva años paralizado. Tras gastar mucho más dinero del que costaría hacer compatible trabajo y crianza en toda la provincia de Jaén en acabarlo, a nadie se le ocurrió hacer un estudio de viabilidad y ahora no hay quien asuma ponerlo en marcha. Otro tanto pasa con el de Granada. Una ciudad con las comunicaciones destrozadas durante años, el Camino de Ronda (una de las vías fundamentales de comunicación de la ciudad) ha visto como la calle se volvía intransitable durante 5 años. Lo que unido a la crisis ha supuesto la desaparición de más de 1000 pequeñas empresas en esa zona. Y me apuesto el cuello a que cuando por fin lo acaben tardará años en ponerse en marcha porque como en Jaén llegarán tras acabarlo a la conclusión de que no es sostenible. En lugar de semejantes proyectos megalómanos sin sentido (pero que dejan buenas comisiones) deberían centrarse más en los problemas reales de la gente. Y la conciliación es uno de ellos.

Pero me parece que es demasiado esperar algo así de los políticos de este país. Ojalá me equivoque.

Categorías
Bebé de 4 meses Blog Calculadoras Constantes de Salud Infantil Crecimiento y Percentiles Cuidados del Bebé y el Niño Dosis en Medicinas para Bebés y Niños eHealth en Salud Infantil Herramientas de Salud Infantil

Calculadoras Mi Pediatra Online

Calculadoras útiles para los padres y madres:

Categorías
Bebé 12 meses, 1 año Bebé de 2 meses Bebé de 4 meses Blog Botiquín para atender Bebés y Niños Control del Tiempo en Salud Infantil Cuidados del Bebé y el Niño Dolor fiebre Granos y Erupciones Graves Herramientas de Salud Infantil Infecciones en Bebés y Niños Manchas en la piel Piel del Bebé y el Niño Respiratorias Síntomas del Bebé y el Niño Enfermos Vómitos

Vacuna meningococo C en niños

Es una vacuna que ha reducido mucho la frecuencia de Meningitis en España y está incluida en calendario vacunal.

El Meningococo C era uno de los microbios que con más frecuencia causaban meningitis y sepsis antes de que se introdujese la vacuna en el calendario vacunal. Los otros gérmenes causantes de meningitis que tienen vacuna son el neumococo, el hemófilus tipo b y el meningococo B. Algunas de estas infecciones son potencialmente mortales. Desde su introducción en el calendario vacunal su frecuencia ha caido de forma muy importante.

Es por tanto una vacuna en la que la relación entre riesgo y beneficio es clara a favor de la salud de los niños. Y por tanto se la recomiendo a todos los padres, al igual que yo en su día se la puse a mi hijo.

La pauta para ponerla no es inamovible:

En el calendario vacunal unificado del Ministerio aparecen 3 dosis: A los 2 meses, 12 meses y 12 años.

No debemos vacunar a un niño si está enfermo con una infección. Que acabe primero con la infección que tiene y ya le enseñaremos después a defenderse de las otras. Cuando eso ocurre, retrasamos la dosis hasta que mejora. Como la separación entre las dosis es amplia, si se produce un retraso de una dosis en unas cuantas semanas, no afecta a las fechas en las que pondremos las otras dosis.

En cuanto a reacciones adversas de esta vacuna, lo más frecuente es que no pase nada o que se inflame un poco el lugar donde se pinchó.

Si se hincha podemos poner frío los primeros días y dar un analgésico (Apiretal o Dalsy) al niño si duele mucho o tiene fiebre.

No hay que dar apiretal ni ningún otro analgésico antes de las vacunas como prevención.

Categorías
Alimentación del Bebé y el Niño Bebé de 4 meses Blog Botiquín para atender Bebés y Niños Cuidados del Bebé y el Niño Cuidados del Recién Nacido eHealth en Salud Infantil Herramientas de Salud Infantil Higiene del Bebé y del Niño Ocio para Bebés y Niños Recién Nacido Ropa para Bebés y Niños Transporte de Bebés y Niños

25 cosas esenciales para un bebé según los padres

Estas son las 25 cosas que un bebé más necesita según los padres en una encuesta que hice en Facebook

Antes de ver la lista, hago mención especial a comentarios muy acertados de algunas madres que destacaron que todo lo que hay en la lista es secundario. Que lo más importante que necesita un bebé, es a sus padres, la paciencia de sus padres, la comprensión de sus padres… Y ante todo, su amor.

Y yo en otro artículo (cosas de bebés) en el que hablaba de lo esencial para preparar la llegada de un bebé, ya destacaba hace años: Tiempo. Es el bien más escaso hoy en día, y con el que casi nunca cuentan los padres al preparar la llegada de un niño.

Os pongo la lista en función de los «me gustas» que recibió cada uno de los productos. Algunos los he agrupado para que fuese más útil. En total fueron más de 250 comentarios. Muy buena participación. Me alegro de haber tocado un tema útil. Y pretendo desarrollarlo en la medida de las posibilidades de las herramientas que pongo a vuestra disposición.

En próximos artículos trataremos cada una de esas familias de productos, hablando de cuales son vuestras preferencias y de los consejos que pueda dar como Pediatra sobre cada una de ellas.

Aquí tenéis la lista. No están ordenados según lo que yo consideraría más esencial, sino por el número de menciones de los padres y los «me gustas» que le habéis dado a cada elemento. Si fuese para hablar de esencial, para mí falta la ropa, y pondría en primera posición a sus padres y a los pañales. Pero el orden refleja no sólo lo esencial, sino lo importante que ha sido cada producto para mejorar problemas que eran importantes para los padres que los han destacado.

Cremas (de culete o para la dermatitis)

Mochila ergonómica o fular portabebé.

Biberones anti-cólico.

Pañales

Aspirador nasal

Cojín de lactancia

Hamaca

Arnica (Barrita de homeopatía -se han mencionado otros productos de homoeopatía para otras utilidades- para los golpes)

Cámara vigilancia

Bañera y accesorios para la bañera.

Sacaleches

Trona

Babycook (Para cocinar purés)

Esterilizador

Cuna (colecho e independiente)

Chupete

Termómetro

Papillas-potitos

Termos y otros embases de transporte.

Toallitas

Silla de coche

Carrito de paseo

Cojín antireflujo

Calientabiberones

Evidentemente faltan muchas cosas. ¡Será por cosas para los bebés! No sé si lo sabéis, pero en España el gasto medio durante el primer año de vida en un bebé se estima en torno a los 6000€.

Acabo de darme cuenta de que muchos de los que leáis este artículo tal vez no conocéis mi página de Facebook. Si es así, os recomiendo que os deis un paseo por ella. Es el sitio donde los padres compartís más ampliamente vuestra opinión sobre los artículos que publico. Lo cual creo que enriquece muchísimo la capacidad de ayudar que pretendo que tenga.

Esta es mi página de Facebook.

Categorías
Bebé de 4 meses Blog fiebre Graves Infecciones en Bebés y Niños Manchas en la piel Vacunas

Definición de Sepsis o infección generalizada en niños

Sepsis en niños y bebés

Los conceptos que creo que necesitan saber los padres de un niño con sepsis. La infección más grave que puede sufrir un ser humano.

Mi intención no es que leyendo esto sepáis cómo diagnosticar y tratar a un niño con Sepsis. Hacer eso no corresponde a los padres, sino a los pediatras.

Tampoco es agobiaros pensando si vuestro hijo tendrá esta infección tan grave.

La idea de este artículo es explicar los conceptos que con más frecuencia suelen ser motivo de dudas para los padres de un niño ingresado por Sepsis o infección generalizada.

Habrás deducido que esta es una infección que debe siempre tratarse en un Hospital. De hecho en el hospital próximo con más medios para hacerlo.

Pero es tan importante «próximo» como «con más medios». Ya que suelen precisar Ingreso en Unidad de Cuidados Intensivos, cosa que no tienen todos los hospitales. Pero es esencial iniciar el tratamiento lo antes posible.

Definición: ¿Qué es la Sepsis?

Una sepsis es una infección diseminada por la sangre que afecta a todo el cuerpo.

Es la infección más grave que existe. Más que una Meningitis. Ya que el sistema defensivo en la Meningitis ha sido capaz, al menos, de aislar la infección en una zona del organismo. Aunque sea la más delicada.

Suele aparecer a partir de una infección banal (Faringoamigdalitis, herida…) o como complicación de otras infecciones graves (meningitis, neumonías, mastoiditis, sinusitis, celulitis, peritonitis).

Ya quisiéramos los pediatras que hubiese alguna forma de saber, entre todos los niños con infecciones banales, cuál va a hacer la Sepsis y cuál no. Pero hasta que la hace, es imposible.

Con lo que a la pregunta «¿Esto, podía haberse evitado?» La respuesta es «No. En esta vida hay cosas que dependen de la buena o mala suerte.»

La única prevención razonable para evitar Sepsis es la vacunación. Ya que la mayoría de los gérmenes causantes de sepsis tienen hoy en día vacunas disponibles (Neumococo, Meningococo, Haemophilus…). No tienen una efectividad del 100%, pero reducen las posibilidades de padecer una sepsis entre un 70  y un 90%.

Cuales son los síntomas que deben hacernos pensar en una sepsis

Es una infección grave. Como tal suele ir acompañada de fiebre alta, pero no siempre es así.

Lo que sí ocurre siempre en una Sepsis x es que el niño tiene muy mal estado general. Y este es constante. Hay infecciones que sin ser graves pueden hacer que un niño esté muy afectado cuando la fiebre es alta, pero mejoran en cuanto la fiebre baja.

La sepsis es tan grave que incluso cuando la fiebre baja el niño o el bebé está muy, muy decaído.

Un niño o un bebé muy decaído debe ser valorado lo antes posible en un hospital.

¿Mi hijo está vacunado contra la Sepsis? ¿Cómo es posible que la tenga a pesar de estar vacunado?

Las bacterias que con más frecuencia la producen tienen vacunas hoy en día:

Gracias a la vacunación se ha reducido mucho la frecuencia de Sepsis en niños en los últimos años. Pero no han desaparecido.

Hay tres motivos por los que un niño «vacunado contra la Sepsis» puede sufrir una:

– Hay muchos gérmenes capaces de producirla. No todos ellos tienen vacuna. Y de los que si la tienen, no todos los niños están vacunados de todas.

– Algunos niños vacunados no alcanzan el nivel de defensas suficientes tras la vacunación para que las garantías de evitar la sepsis se aproximen al 100%. En medicina el 100% no existe.

– En algunos momentos cualquier persona, vacunada o no, puede tener su sistema defensivo agotado. Si en ese momento sufre la infección puede desarrollar la Sepsis.

¿Es peligrosa una Sepsis en niños? ¿Puede un niño con Sepsis morirse o quedar con secuelas graves? Desgraciadamente sí.

En las Sepsis pueden quedar secuelas o producir la muerte.

El la infección más grave que existe, con evoluciones tan rápidas, que a veces el paciente puede morir antes de llegar a poner el tratamiento antibiótico.

El problema de la sepsis es que si desencadena un proceso llamado Coagulación Intravascular Diseminada, aún poniendo el tratamiento adecuado, las posibilidades de supervivencia se reducen muchísimo.

La Coagulación Intravascular Diseminada se caracteriza por que la infección hace que la sangre empiece a coagular dentro de los propios vasos sanguíneos del niño. Las sustancias que en la sangre se dedican a coagularla cuando es necesario se agotan.

El resultado es que por un lado se forman coágulos que impiden la llegada de sangre a los órganos del cuerpo y por otro lado sangra en cualquier lugar. El sangrado más evidente se produce en la piel, dando lugar a las petequias.

Las petequias son derrames de sangre en la capa superficial de la piel que pueden aparecer y extenderse rápidamente.

 

petequias en niños

 

En la Sepsis lo esencial es ser rápidos

Las probabilidades de que cure sin secuelas aumentan cuanto antes se inicia el tratamiento antibiótico.

Las probabilidades de muerte en una Sepsis se reducen muchísimo si sobrevive a las primeras 24-48 tras iniciar el tratamiento.

Por lo tanto si vuestro hijo está ingresado por una sepsis, que pase el tiempo sin noticias es la mejor noticia posible.

El peligro aumenta si las petequias se extienden rápidamente.

¡¡ Colaborad para hacer crecer esta comunidad !!

Al pulsar «me gusta» facilitáis que vuestros amigos

encuentren esta información.

Categorías
Bebé de 4 meses Blog Conducta del Bebé y el Niño Convivencia Cuidados del Bebé y el Niño Embarazo Maternidad

Los padres y madres perfectos no existen

Nadie es perfecto. Como padre o madre, te equivocarás. Deja de pretender ser en la paternidad lo que nadie es en nada. Y disfruta de tu hijo.

Si lees guías de ayuda a padres y madres, es porque te preocupa la educación y la salud de tu hijo.

O sea, que si lees esto, como cualquier madre o padre que se precie, intentas hacer las cosas lo mejor posible.

No quieres hacer daño a tu hijo involuntariamente. Y si es posible, quiere hacerlo todo, lo mejor que puedas.

Además, siempre tienes gente cerca que te aconseja cómo hacer las cosas con tu hijo.

Yo suelo decir que el deporte nacional no es el fútbol, no son los toros: Es calentarle la «cabeza» a los padres.

No es, en la mayoría de los casos, fruto de la mala voluntad, sino de la buena intención.

Los que rodean a los padres, habitualmente, cuando ven algún problema, tienden a dar consejos.

Unos tienen más fundamento y otros menos. Unos tienen un punto de comprensión, y otros de crítica.

Pero al final, es frecuente que las madres y los padres se sientan juzgados, inseguros y culpables. Porque piensan que nunca hacen las cosas todo lo bien que deberían en la crianza de sus hijos.

Me he decidido a escribir este artículo, porque veo en mi trabajo muchos padres y madres que están tan agobiados con hacer las cosas perfectas, que son incapaces de disfrutar de sus hijos. Están abrumados por un mar de dudas y detalles que les superan. Intentan hacerlo todo tan perfecto que es imposible. Y siempre hay algo que falla.

Algunos, además se culpabilizan en cuanto al niño le pasa algo: «Se le ha irritado el culete porque no le cambio el pañal con bastante frecuencia.» «No gana bastante peso porque no se alimentarlo.» «Es un consentido porque no sé educarlo.» «Se ha resfriado porque no lo abrigué bien.»…

Cuando no se le ocurre al padre o a la madre de forma espontánea, no falta el que lo sugiere desde fuera.

Y luego están los «expertos» que te dicen cómo debes actuar en cada momento: El pediatra, La super nanny, a veces un familiar…

Muchos te dan órdenes directamente, como si tu hijo te lo hubiesen prestado, pero fuese suyo…

Para algunos de ellos no hay más que una forma correcta de hacer las cosas: La suya.

Y funciona igual de bien en cualquier niño. Si no funciona, es que tú lo haces mal.

Y luego encuentras toda clase de expertos famosos. Algunos ya casi «están en los altares». Te cuentan lo maravilloso que es hacer las cosas a su manera y quedáis totalmente convencidos. Luego llega la realidad, el día a día y resulta que no siempre es tan fácil, y que cuando buscas una solución a los problemas reales, obtienes respuestas vagas para volver a lo mismo: La forma correcta.

El mensaje que yo quisiera que saquéis de esta lectura es el siguiente:

En este mundo nada es «perfecto». Ni lo somos nosotros, ni lo serán nuestros hijos.

Intentad informaros, intentar hacerlo «bien». Pero que no os agobie tanto el tema como para que vuestra experiencia de paternidad esté dominada por la ansiedad o la culpa.

Si disfrutáis de la crianza y os agobiáis menos, seguramente vuestro hijo será más feliz. Y ese es sin duda el objetivo.