Categorías
Blog Calculadoras

Tablas de percentiles de la OMS

Gráficas de crecimiento en niños y bebés.

Cómo interpretar las Tablas de peso y talla en niños y bebés. Explicado con claridad a los padres, para entender si tu hijo está dentro de lo normal o si no es así, qué hacer.

ESCOGE LA TABLA DE PERCENTILES DE CRECIMIENTO SEGÚN EL SEXO Y EDAD DE TU HIJO.

Son las tablas de percentiles de peso y talla de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Hay otras muchas tablas hechas por zonas geográficas. Pero estas son las que la mayoría de agrupaciones de pediatría usan como consenso.

Escoge la tabla de percentiles adecuada según el sexo y edad de tu hijo. La edad, intenta que quede lo más centrada posible en el rango de la tabla. Para un niño de 2 años, es mejor usar la tabla de 0-5 años que la de 0-2 años.

NIÑOS NIÑAS
PESO 0-2 AÑOS 0-5 AÑOS 5-10 AÑOS 0-2 AÑOS 0-5 AÑOS 5-10 AÑOS
TALLA 0-2 AÑOS 0-5 AÑOS 5-19 AÑOS 0-2 AÑOS 0-5 AÑOS 5-19 AÑOS

INTERPRETACIÓN DE LAS TABLAS DE PERCENTILES DE CRECIMIENTO DE LA OMS

En todas las tablas de percentiles de la OMS, el eje horizontal expresa la edad, y en el eje vertical el peso o la talla según de lo que sea la tabla.
Os aconsejo que miréis la tabla que incluya la edad que deseéis consultar más centrada. Así en niños de 1 año, se verá mejor en la de 0-2 años. Mientras que en niños de 2 años se verá mejor en la de 0-5 años.

Los percentiles de crecimiento y su interpretación en tablas

Las diferentes líneas que van marcadas con  P3, P15, P50, P85 y P97 corresponden a los percentiles 3, 15, 50, 85 y 97.
Un percentil expresa el porcentaje de población que siendo normal está por debajo de esa línea:
Así si el peso de un niño está en el percentil 15 quiere decir que el 15% de los niños normales tienen un peso inferior a ese.

En cuanto a la falta de peso o talla según la tabla de percentiles:

El percentil 3 de peso y talla se usa habitualmente como límite de alerta absoluto.

Es decir, que cuando un pediatra ve un niño con un peso o talla por debajo del percentil 3 se recomienda realizar estudios para descartar las posibles enfermedades causantes de ese retraso.

Aunque un 3% de los niños normales tienen un peso o una talla por debajo de esas cifras sin tener ninguna patología, son así.

De hecho la frecuencia de enfermedades capaces de producir este retraso afectan a menos del 3% de la población, con lo que es más frecuente que simplemente sean así, de modo que en la mayoría de estos niños no se acaba detectando ninguna causa tratable.

Pero conviene hacer el estudio, porque en los niños que sí existe una enfermedad de base, esta es tratable y el peso y talla recuperables.

Cómo valorar el sobre-peso comparando las tablas de peso y talla

Para valorar el peso que le pueda sobrar a un niño con sobre-peso miramos primero la talla del niño.

Si por ejemplo tiene una talla equivalente al percentil 85, su peso ideal sería el que corresponda a percentil 85 para su edad.

De modo que le sobrará el peso que suba por encima de ese valor.

Ejemplo:
Niño se 8 años con una talla de 133 cm y un peso de 33 kilos.
133cm equivale según la tabla al percentil 85 para 8 años.
El percentil 85 de peso par 8 años corresponde a 29,5 kilos. Con lo que al niño le sobran 3,5 kilos.

Evolución de los percentiles de crecimiento:

A lo largo del crecimiento, un niño normal puede acelerar o enlentecer su aumento de peso o talla por muchos motivos sin que suponga un problema.

De hecho, es frecuente que niños que toman sólo pecho y tienen percentiles muy altos de peso, en torno a los 4-8 meses frenen su aumento de peso sin que haya ningún problema de salud que lo cause, acercándose al percentil 50.
Asimismo, si un niño tiene desde su nacimiento un peso en percentiles por debajo de 50 pero más o menos estables, no hay que preocuparse, eso es lo normal para él.
Pero si un niño de forma continuada va bajando de percentiles a partir de un momento determinado en varios controles, conviene plantearse si ha podido ocurrir algo que cause ese descenso.

Ejemplo:
Cuando introducimos la leche artificial o el gluten, aquellos niños que no pueden digerir bien alguno de estos alimentos, es frecuente que empiecen a frenar su crecimiento. Aunque no vomiten, ni tengan diarrea ni erupciones en la piel al comerlos.

Si a partir del momento que introducimos alguno de esos alimentos el peso empieza a frenar claramente su aumento hay que hacer pruebas para estudiar si tienen un problema con él.

Categorías
Vacunas

No es recomendable dar apiretal o cualquier otro analgésico, antitérmico antes de poner las vacunas

No es recomendable dar paracetamol o cualquier otro analgésico, anti-térmico antes de poner las vacunas,

Es frecuente que algunos enfermeros que administran vacunas o algunos médicos recomienden a los padres que den al niño Apiretal (Paracetamol) antes de la vacuna.

Yo no lo recomiendo porque:

– El pinchazo de la vacuna duele igual con Apiretal previo que sin él. No atenúa los dolores muy agudos. Si se ha visto que alimentar al niño inmediatamente antes o durante la inyección reduce la sensación de dolor del niño (Si das pecho, hazlo mientras se le pincha si es posible).

– Cuando vacunamos a un niño, buscamos que su cuerpo reaccione frente a la vacuna, de modo que genere defensas contra ese estímulo. A veces la reacción que desencadena la vacuna es más intensa de la necesaria para proteger al niño y aparecen fiebre, dolor en aumento o inflamación. En esos casos puede administrarse un analgésico, antitérmico, antinflamatorio (Paracetamol desde el primer día de vida -no es antinflamatorio- o Ibuprofeno -es además antinflamatorio por lo que suele ser más efectivo- no antes de los 3 meses y si tiene azúcar en su composición mejor a partir de los 6 meses). Estas reacciones aparecen en algunos niños (pero no en la gran mayoría). Por lo que administrarlo por norma a todos reducirá la reacción inmunitaria generada en la mayoría de los niños.

– Los productores de vacunas al diseñarlas se basan en estudios que intentan buscar la dosis de vacuna óptima para conseguir el grado adecuado de inmunidad con los mínimos efectos secundarios. Si se quisiera conseguir un grado menor de reacción al fabricante le basta con reducir la dosis de agente activo en cada vacuna y eso además la haría más barata. No lo hace porque eso dejaría más niños desprotegidos.

– Cuando alguien recomienda dar por norma Apiretal antes de vacunar lo hace primando, como en otros muchos casos hoy día, lo inmediato: Menos niños con reacciones contra la vacuna. Pero desprecia el hecho de que algunos de esos niños queden desprotegidos frente a las infecciones de las que intentamos inmunizarlos al vacunarlos. Para aquellos que piensen así: Simplemente no vacunes. Eso sí que asegura la ausencia total de reacciones vacunales.

Categorías
Vacunas

Teorías en contra de la vacunación

Teorías en contra de la vacunación. Teorías que defienden no vacunar a los niños y opinión de Jesús Garrido sobre ellas.

Como en todo. También hay teorías en contra de las campañas de vacunación.

Quitando las teorías de la conspiración que cualquier mente calenturienta elabora con el primer tema que se le ocurre, y que evidentemente alguno hay con las vacunas, hay estudios serios que han puesto de manifiesto que las vacunas pueden tener efectos secundarios. Y algunos de ellos graves.

Voy a enumerar algunos de los más conocidos:

La DTP (vacuna de difteria, tétanos y tosferina).

Hay casos en los que puede desencadenar una reacción capaz de dejar secuelas en el sistema nervioso, especialmente en niños con problemas cerebrales previos (como la parálisis cerebral consecuencia de un sufrimiento fetal).

Uno de los casos más destacados de este tipo de reacciones.

En los años 70-80 en Reino Unido se diagnosticaron una serie de casos de esta complicación que hizo que se suspendiera la vacunación de Tos Ferina.

Al poco tiempo se volvió a vacunar porque pasaron a tener el honor de ser el país desarrollado con mayor tasa de mortalidad por Tos Ferina (muchos más casos de los que se pretendían evitar de secuelas por la vacunación).

Esta tendencia ha llegado a España con 20 años de retraso. ¿Será necesario que probemos por nosotros mismos el error para que desterremos esta idea?

La Polio Oral.

Esta vacuna no se usa ya en España. La actual (pinchada), es imposible que cause una poliomielitis.

Puede en algunos casos desencadenar una poliomielitis con secuelas similares a las que provocaba la enfermedad (cojeras, parálisis…).

La triple vírica y el Autismo.

Hay estudios que relacionan el incremento del Autismo con la vacunación de sarampión, rubéola y paperas.

El autismo es una enfermedad que suele diagnosticarse en los primeros años de vida que consiste en que el niño manifiesta dificultades para relacionarse con el mundo. Vive aislado en su propia mente.

Aquellos que lo conozcan de primera mano pueden poner muchos matices a esta definición, pero mi intención es dar una definición fácil de entender, aunque se que insuficiente.

Las probabilidades de muerte o secuelas en no vacunados en mayor que la de aparición del Autismo en vacunados.

 

Reacciones alérgicas graves en niños vacunados con Triple vírica.

Esta vacuna se fabrica en embrión de pollo.

Hay personas que no saben que son alérgicas al huevo y al vacunarse pueden sufrir una reacción alérgica más o menos intensa (en algunos casos mortal).

Por eso se recomienda introducir en la alimentación del niño el huevo antes de ponerle la primera dosis de esta vacuna, entre los 12 y los 15 meses según la Comunidad Autónoma (yo recomiendo introducir el huevo a los 11 meses -en Andalucía se vacuna a los 12 meses-).

 

Resumiendo:

En las vacunas, como en cualquier otra herramienta médica, a la hora de decidir, se debe poner en un lado de la balanza los beneficios y en el otro los riesgos.

La decisión racional debe basarse en aplicar sólo aquellas medidas que den un claro beneficio frente a riesgos mucho menores. Ese es el caso de las Vacunas.

La frecuencia de las reacciones descritas es muy, muy inferior a la mortalidad y las secuelas por las enfermedades incluidas en calendario vacunal.

Si tuviéramos que establecer una escala de las razones que hacen que los países desarrollados tengan tasas de mortalidad infantil menores que los subdesarrollados, el tercer lugar, tras la ausencia de medidas higiénicas y alimentación, lo ocupan claramente las vacunas.

El primer paso desde el punto de vista sanitario para que un país salga del subdesarrollo en cuestiones sanitarias es la Vacunación.

Para muchos padres de países de África, donde todos los días mueren miles de niños por enfermedades que pueden evitarse con un programa de vacunación como el que tenemos en España, si manifestásemos nuestras dudas sobre si vacunar o no a nuestro hijo, seguramente se asombrarían y se cambiarían por nosotros.

Puntualización.

Eso no quiere decir que pongamos compulsivamente a los niños cualquier nueva vacuna que salga al mercado. O que sea recomendable vacunar sin más. Lo importante en prevención usando vacunas, son las estrategias de vacunación, no la vacuna en sí misma.

¿Porqué vacunar a tu hijo?

Categorías
Vacunas

¿Porqué vacunar a tu hijo?

¿Porqué vacunar a tu hijo? Razones para vacunar a tu hijo. Porqué todos los países desarrollados tienen programas de vacunación similares y los demás quisieran tenerlos.

Las vacunas son una de las herramientas médicas que más vidas ha salvado desde su invención. Y que más secuelas ha evitado.

Conviene recordar un poco de historia.

La viruela y la Poliomielitis. Dos ejemplos claros del gran éxito de las vacunas.

La viruela era (ya no existe) una infección que casi todo el mundo pasaba más tarde o más temprano, como la varicela. Pero con altas tasas de mortalidad.

Hasta tal punto era asesina, que en América, donde no se conocía hasta la llegada de los europeos fue una de las responsables de la aniquilación de los nativos americanos.

Ya no se vacuna en España desde los años 70 en que se erradicó de este país. Y a nivel mundial hace décadas que ya no se vacuna y no se ha detectado ni un sólo caso.

La poliomielitis es otra infección viral que cuando no mataba, entre otros producía daños nerviosos y musculares en muchos casos irreversibles dejando al paciente desde una ligera cojera, hasta la incapacidad para poder respirar por sí mismo.

Está erradicada en todo el mundo desarrollado y se aspira a eliminarla como la viruela en los próximos años.

Otros ejemplos de vacunas de éxito: 

El tétanos. La invención de su vacuna hizo mundialmente famoso a Louis Pasteur.

Antes de su invención miles de personas morían todos los años por heridas infectadas por un germen que no podemos eliminar del mundo en que vivimos.

El sarampión. En EE.UU. morían todos los años decenas de miles de niños infectados con sarampión.

Desde que el programa de vacunación cubre a toda la población, en Estados Unidos no llegan a la decena de casos de muerte al año y sistemáticamente son niños no vacunados.

La rubéola. En mujeres embarazadas era causante de abortos y malformaciones en los ojos, el corazón, el cerebro…

Un poco de memoria:

Estas imágenes ya no se ven hoy en día, pero se debe a un solo motivo, las vacunas.

Le hemos perdido el respeto a enfermedades que las vacunas evitan, precisamente porque nuestra generación no las ha conocido. ¿Vamos a tener que verlas de nuevo para reaprender el valor de las vacunas?

Esto no quiere decir que cualquier nueva vacuna que se invente sea necesaria o recomendable, ni que no sean mejorables. Pero no entiendo cómo se puede ser «antivacunas».

   

 

 

Teorías en contra de la vacunación

Categorías
Vacunas

Vacunas en niños y bebés

Vacunas en niños y bebés. Calendario vacunal infantil en Andalucía y recomendaciones de la AEP explicado por un pediatra a los padres.

 

Calendario Vacunal en Andalucía (España)

Uno de los problemas que nos encontramos al hablar de Vacunas es que cada administración sanitaria tiene su propio programa.

En teoría eso permitiría que cada zona geográfica pueda tener un calendario acorde a sus características. Por ejemplo, hay países donde la vacuna de la Polio es oral y otros como el nuestro donde es pinchada. La razón es que la oral se da en zonas donde aún existe Polio y la pinchada en zonas donde se considera erradicada.

En la práctica, ciertas diferencias de los calendarios vacunales entre las Comunidades Autónomas en España no se justifican más que por la falta de coordinación o el deseo de no coordinarse. Lo que genera confusiones a los pacientes que podrían evitarse.

Como orientación os muestro el Calendario de Vacunaciones de la AEP de este año:

Aparecen en azul claro las vacunas incluidas en calendario de todo el territorio español.

Hay un error. En Andalucía y otras comunidades, la Vacuna contra el Neumococo no está incluida en el calendario oficial, para ponérsela los padres deben comprarla en la farmacia.

Puede comprarse con receta.

Pero la receta de la Seguridad Social, MUFACE, MUGEJU o ISFAS sólo es válida si va sellada por el inspector de la compañía.

Y el inspector sólo la sella si va acompañada de un certificado del pediatra que diga que padece una inmunodeficiencia, bronquitis crónica, cardiopatía…

Si pedís a vuestro pediatra que os haga ese certificado sin que sea cierto le estáis solicitando que cometa falsificación en documento público: delito penado con 2 años de cárcel e inhabilitación para ejercer la medicina.

En azul oscuro aparecen las que la Asociación Española de Pediatría recomienda.

En violeta las que se ponen a determinados grupos de riesgo.

En Andalucía el calendario vacunal es:


 

¿PORQUÉ VACUNAR A TU HIJO?

TEORÍAS EN CONTRA DE LA VACUNACIÓN. 

VACUNAS RECOMENDADAS:

NEUMOCOCO

ROTAVIRUS

VARICELA EN ANDALUCÍA

NO DAR APIRETAL ANTES DE LA VACUNA

Categorías
Blog

El Recién Nacido Amarillento

Recién nacidos amarillentos, entiende porqué, qué significa y como se trata.

En los primeros días de vida muchos recién nacidos se ponen amarillentos. Se debe a un pigmento llamado bilirrubina.

Cuando el niño esta dentro de su madre tiene un tipo de sangre especial.Sus glóbulos rojos captan oxígeno con más facilidad para robárselo a su madre.

Durante los primeros días de vida toda esa sangre se destruye y es sustituida por otra similar a la de los adultos. En esos primeros 5 días, la concentración de bilirrubina en sangre va aumentando conforme se van destruyendo los glóbulos rojos antiguos.

A partir de la primera semana, ya no suele subir más, porque la sangre antigua ha sido sustituida por nueva. Desde ese momento puede tardar más o menos en bajar.

En los pocos casos en que sigue subiendo suele ser por:

– Infecciones.

– Problemas de hígado.

– Excesiva pérdida de peso.

– Niños con grupo sanguíneo incompatible con el de la madre.

El cuerpo del bebé elimina la bilirrubina a través de la caca y la orina. Por eso, cuando no se alimenta bien, reduce la cantidad de heces y orina y eso hace más difícil expulsar la bilirrubina.

Donde es más evidente la acumulación de bilirrubina es en las conjuntivas (el blanco del ojo). Es el sitio donde primero se nota y el último del que se quita el tinte amarillento.

Con cifras más altas ya es más evidente en la piel. Con cifras aún más altas y de forma mantenida puede empezar a acumularse en algunas zonas del cerebro y dar problemas.

La razón por la que se da importancia a lo amarillos que puedan ponerse los recién nacidos es evitar la acumulación de bilirrubina en el cerebro. 

Consejos para recién nacidos con la bilirrubina alta

  • Luz natural. La luz solar, cuando iluminan la piel, favorecen el paso de la bilirrubina acumula en la piel a sangre y desde ahí su expulsión por la orina. No vale ponerlo a la luz con la ropa puesta. Sería como poner una placa solar cubierta con tela. Lo idóneo es tener al bebé en una habitación con buena temperatura para que no pase frío, sin más ropa que el pañal. Expuesto a la luz pero sin que el sol le de directamente.
  • Suficiente aporte de líquido y alimento. Debemos dar leche al niño con tanta frecuencia como nos la pida y tanta cantidad como quiera tomar. Tanto si se alimenta de pecho como si es biberón no hay tiempo mínimo entre toma y toma, ni cantidad máxima de leche.
Es recomendable en los primeros días de vida que el niño amarillento sea controlado por su pediatra con frecuencia para estar seguros de que la acumulación de bilirrubina no alcanza niveles peligrosos y que no hay una pérdida de peso excesiva.
Cuando se llega a cifras peligrosas se puede tratar al niño con focos de luz ultravioleta o incluso limpiar la sangre del niño por medio de transfusiones (exanguinotransfusión).
Categorías
Blog

Pediatra Online desde Granada

Pediatra online desde Granada

Jesus Garrido Garcia. 

Pediatra privado en Granada

Jesús Garrido Pediatra online en GranadaNací en Guadix (Granada, España) en 1971.
Hice la carrera de Medicina en la Universidad de Granada (1989-1995).
El MIR para ser Pediatra en el Hospital San Cecilio de Granada (1997-2001).

Desde entonces he ejercido como Pediatra (tanto en atención primaria como en Hospitales) en Servicios de Salud Públicos, de Compañías Privadas y como Profesional independiente.

Me siento muy afortunado de dedicarme a esta especialidad. Cuando hablo con médicos en formación y me preguntan sobre ella digo que en mi caso es cierto algo que muy poca gente puede decir: «Todos los días me río en mi trabajo.»
Siendo Pediatra, trabajar con niños es al mismo tiempo una gozada y una gran responsabilidad.

Soy consciente de que no estoy arreglando coches o relojes. Los padres, cuando entran por la puerta, lo hacen para poner en mis manos lo más preciado que tienen en este mundo. Como cualquiera, puedo equivocarme. Pero espero que cuando esto ocurra no sea por haber tomado a la ligera mi trabajo o haberlo hecho con desinterés.

¿Porqué El Puericultor, si soy Pediatra? ¿Qué es para mi la Puericultura?

En España un Pediatra es un médico que tras acabar la carrera se presenta a una oposición en la que todos los médicos sin especialidad compiten por obtener una plaza para formarse en la que desean ejercer. Es el MIR.
Pediatría es una de esas especialidades. Si obtienes la plaza pasarás 4 años en un servicio de pediatría aprendiendo las distintas ramas de la misma y al terminar tu formación te darán el Título.

En España, para los Pediatras, un Puericultor es alguien que ejerce la pediatría sin tener esa formación. Hay un título de Puericultura que se puede obtener tras unos meses de formación. Pero también hay médicos generales que se denominan puericultores por dedicarse a atender niños.
Conozco muchos Puericultores que tratan a los niños mejor que algunos Pediatras vía MIR. Lo que sí es cierto es que habrían tenido una formación más completa si hubieran pasado por el MIR y no lo han hecho, y eso siempre será una carencia.

¿Porqué entonces El Puericultor si yo soy Pediatra?

La razón es que echo de menos algo de arte en la ciencia: Hay problemas de salud de los niños que no pueden afrontarse con protocolos basados en la evidencia científica. Y de hecho son a mi parecer problemas que influyen mucho más en la salud física y emocional del niño a largo plazo que muchos de los tratados con protocolos científicos.

Pero muchos Pediatras han renunciado a tratar estos problemas porque no tienen una forma científicamente demostrada de afrontarlos y más frecuentemente, porque precisan un recurso del que no disponen: Tiempo.

La Pediatría es una medicina con intermediarios (los padres) que precisa de mucha capacidad de comunicación por parte del Pediatra, una capacidad que no es ciencia sino arte. No para «torear» a los padres, sino par deducir cual es el enfoque que puede hacer que esos padres concretos afronten de la manera más adecuada el problema de salud de su hijo.

Algunos Pediatras actúan como ordenadores científicos. El diagnóstico es A y a él corresponde el tratamiento B. Ahí acaba su trabajo. No tienen tiempo para más, y resuelven de forma impecable la enfermedad del niño. Eso sería ideal si no hablásemos de enfermedades en personas (si fuesen averías mecánicas). Y más concretamente de personas que no tienen capacidad de decidir por sí mismas, lo que hace que la responsabilidad sobre lo que le pase recaiga sobre alguien que además, quiere por encima de todo a esa personilla (sus padres).

Cuando introducimos esos condicionantes, un perfecto diagnóstico con un tratamiento perfecto, pasa a ser una solución claramente insuficiente.

Por eso siendo Pediatra, quiero merecer el apelativo de El Puericultor.

He dado un paso atrás. Conozco los protocolos, pero creo que la diferencia entre un Pediatra y un buen Pediatra está en que cualquier especialista debe conocer los protocolos. El buen Pediatra es el que, además, busca la mejor forma de tratar a aquel cuyos problemas no se solucionan con el protocolo. O que usando el protocolo, busca la mejor forma de aplicarlo en cada caso concreto.

Categorías
Blog Botiquín para atender Bebés y Niños Cuidados del Bebé y el Niño Cuidados del Recién Nacido Dolor fiebre Higiene del Bebé y del Niño Infecciones en Bebés y Niños Infecciones en la Piel Primer Mes de vida del Bebé Recién Nacido Síntomas del Bebé y el Niño Enfermos

Cuidados del cordón umbilical

Cómo curar el cordón umbilical del bebé

Cuidados del cordón umbilical: Consejos para padres sobre el cordón umbilical del recién nacido. Higiene y caída. Infección del cordón umbilical.

El baño y el cordón umbilical

Los primeros días de vida, la higiene tiene una limitación: el cordón umbilical debe secarse para caerse.

Para ello recomiendo no bañar al bebé introduciéndolo en el agua hasta un par de días después de caído el cordón umbilical.

Si dos días después de la caída del cordón, la piel que lo rodeaba está seca y sin inflamación puede mojarse.

Hasta que caiga el cordón, lavad al niño sobre una toalla, con una esponja por zonas sin mojar el cordón umbilical.

Pero si en algún momento el cordón se mancha de caca, puede lavarse sin problema. A la mayoría de los padres les da miedo tocarlo por si al bebé le duele, pero el cordón no tienen sensibilidad.

Si tenéis que lavar el cordón, no lo mojéis mucho tiempo y secadlo bien después.

Cuidados del cordón umbilical hasta que caiga

Con el cordón umbilical, la principal preocupación de los padres es cómo cuidarlo para evitar su infección.

Hay teorías para todos los gustos:

– No echar nada o echarle Alcohol de 70º o Clorhexidina. Usar un antiséptico un par de veces al día reduce las posibilidades de que se infecte. Así que prefiero usarlo. Suele recomendarse más la Clorhexidina en spray. Pero en los casos en que el cordón umbilical está muy húmedo puede ayudar más el Alcohol de 70º.

– Ponerle o no ponerle gasa. Antes se ponía. Pero salieron algunos estudios que decían que la gasa aumentaba las posibilidades de infección. Mi opinión es que a mucha gente le da miedo tocar el cordón umbilical y no cambian la gasa con la frecuencia adecuada. Yo he visto niños que a la semana llevaban puesta la gasa con la que salieron del Hospital. Evidentemente así, la gasa es un criadero de bichos. Pero si la gasa se cambia cada vez que se manche o un mínimo de dos veces al día, yo prefiero poner gasa.

Cordón umbilical tapado por el pañal o por fuera del pañal: Algunos lo ponen dentro para «protegerlo». ¿De qué, de la pérdida de humedad? La idea es que se seque y a ser posible que no se manche de orina o caca. Luego lo lógico es dejarlo fuera del pañal.

En resumen para mi gusto: Con gasa cambiada con frecuencia y antiséptico un par de veces al día, dejándolo por fuera del pañal.

El cambio de gasa del cordón umbilical

Para los que decidan poner gasa.

Mientras tenga el cordón umbilical, cada vez que se lave o si se mancha con la orina o las heces se debe cambiar la gasa.

Nos lavamos las manos antes del cambio de gasa.

Se usa gasa estéril que suele venir doblada en cuadrado como una servilleta. Se desdobla y se lía como un rulo.
Una o dos veces al día se le echa a la gasa Alcohol de 70º o Clorhexidina al 4% y la estrujamos como una bayeta de forma que esté empapada pero no chorreando (para no irritar la piel de alrededor).

Y entonces la liamos en torno al cordón umbilical.

Si a lo largo del día vuelve a mancharse con las heces o la orina basta con cambiar la gasa sin más.

Infección del cordón umbilical

La única complicación importante que puede tener el cordón umbilical antes de caerse es que se infecte.

Para vigilar por si esto ocurre, al cambiar la gasa observad siempre el aspecto del cordón.

Si la piel que lo rodea está inflamada, tiene secreción amarillenta o huele mal es conveniente que lo vea su pediatra, porque puede estar infectado.

Si ves esto toma además la temperatura al bebé. En la mayoría de las infecciones del cordón (llamadas Onfalitis), no sube, porque se trata de infecciones leves. Pero si aparece fiebre deberías llevarlo al pediatra lo antes posible. 

Cuando se trata de una infección leve, sin fiebre, suele bastar con aplicar algún tratamiento antibiótico local. Suelen usarse por ejemplo colirios.

Si ya hay fiebre alta o la infección es mucho más intensa puede ser necesario incluso usar antibióticos intravenosos. Pero esto ocurre en muy pocos casos.

Tanto en unos como en otros la evolución suele ser buena y responden bien al tratamiento. Así que tranquilidad.

La caída del cordón umbilical

El momento en que se cae varía mucho de unos bebés a otros. Los hay que han caído en tres días y otros que pueden tardar casi un mes.
Una vez que se cae, la base debe estar seca. Si veis un fondo nacarado como con secreción, lo que tiene es un granuloma umbilical. El pediatra puede hacer que se seque aplicándole nitrato de plata.

Hernias umbilicales

Otro de los problemas asociados al cordón es cuando está muy salido. Es lo que llamamos hernias umbilicales. La mayoría se acaban resolviendo solas. Pero si quieres más información lee el artículo sobre Hernias Umbilicales.

Como ves, algo tan pequeño, y que además desaparece en los primeros días de vida da para muchas dudas. Pero con información y tranquilidad es algo fácil de superar. Antes lo hacían sin esa información…

Categorías
Blog

Dermatitis del pañal

Dermatitis del pañal en bebés

La Dermatitis del pañal: El bebé con el culete irritado. Cómo cuidar el culete de tu bebé para evitar que se irrite y cómo curarlo cuando está irritado.  Diferencia las infecciones por hongos y bacterias. Una explicación clara y sencilla para padres.

La piel de los bebés es muy sensible.

Y la zona cubierta por el pañal reune las condiciones perfectas para el crecimiento de microbios: Humedad y temperatura constantes.

En el intestino tenemos muchos microbios que son parte de nuestra flora normal y no causan problemas (incluso son beneficiosos).

Pero cuando alguno de esos microbios consigue anidar en la piel, puede producir irritación.

Hay dos tipos fundamentales de microbios que pueden dar este problema, producen lesiones de un aspecto diferente y su tratamiento es distinto:

Hongos y bacterias.

Dermatitis del pañal por hongos

Los Hongos (el más frecuente es la candida albicans) buscan especialmente zonas a cubierto, con una humedad y temperatura más estables, por lo que suelen crecer en los pliegues y se extienden desde ellos.

En la dermatitis del pañal por hongos aparecen zonas enrojecidas que ocupan los pliegues y se extienden como una mancha.

El tratamiento de la dermatitis del pañal por hongos que recomiendo:

  • Cambiar el pañal con frecuencia (al menos cada 3 horas durante el día y cada 5-6 horas de noche).
  • No usar toallitas.
  • Lavar con una esponja suave, agua y un poquito de bicarbonato (un pellizco en el agua, el bicarbonato dificulta el crecimiento de los hongos).
  • Secar bien entre los pliegues empapando, sin frotar.
  • Aplicar Fungisdina crema sobre la zona irritada cada vez que cambiemos el pañal. (Esta crema mata a los hongos)
  • Aplicar encima de la anterior Pasta al agua. Vereis que son unas cremas muy pegotosas. Precisamente es su virtud, deja el culo «plastificado» para que cuando vuelva a hacer caca o pipí no le vuelva a irritar.

Los hongos suelen ser resistentes, por lo que se debe mantener el tratamiento de la dermatitis del pañal por hongos hasta que la piel esté bien y un par de días más. En algunos casos puede tardar en curar algo más de una semana. La cuestión es que vaya mejorando. Si en cualquier momento empeora el aspecto es posible que se haya sobreinfectado con bacterias y necesitemos cambiar el tratamiento.

No recomiendo aplicar, en las dermatitis del pañal por hongos, cremas con corticoides, ya que bajan la inflamación, pero favorecen que la infección se extienda.

Dermatitis del Pañal por Bacterias

Las bacterias necesitan más una piel dañada que les permita crecer en profundidad, por lo que crecen más en las zonas de roce.
El aspecto que vemos en las dermatitis del pañal por bacterias es de pequeñas ulceritas que aparecen más alrededor de ano o en los cachetes.

El tratamiento que recomiendo en la dermatitis del pañal por bacterias, es el mismo que para los hongos pero cambiando la crema que mata hongos por una que mata bacterias:

  • Cambiar el pañal con frecuencia (al menos cada 3 horas durante el día y cada 5-6 horas de noche).
  • No usar toallitas.
  • Lavar con una esponja suave, agua y un poquito de bicarbonato (un pellizco en el agua, el bicarbonato dificulta el crecimiento de los hongos).
  • Secar bien entre los pliegues empapando, sin frotar.
  • Aplicar Mupirocina pomada sobre la zona irritada cada vez que cambiemos el pañal. (Esta crema mata a las bacterias)
  • Aplicar encima de la anterior Pasta al agua. Vereis que son unas cremas muy pegotosas. Precisamente es su virtud, deja el culo «plastificado» para que cuando vuelva a hacer caca o pipí no le vuelva a irritar.

La evolución de la dermatitis del pañal por bacterias suele ser hacia la curación más rápida que en los hongos (2-5 días). Si en cualquier momento empeora a pesar del tratamiento, cambia de aspecto, afectando más a los pliegues, o no acaba de mejorar tras más de una semana de tratamiento es posible que se haya sobreinfectado con hongos, para lo que habría que cambiar de tratamiento.

Evitar la Dermatitis del Pañal

Para evitar que aparezcan estas infecciones en el culo del bebé:

  • Cambiar el pañal con frecuencia. Cada vez que lo manche, al menos cada 3 horas durante el día.
  • No usar toallitas o usarlas lo mínimo posible y que sean de fibras naturales, sin parabenos y sin perfumes alergizantes.
  • Lavar el culete con agua y un jabón suave (muy poca cantidad) o un poquito de bicarbonato en el agua.
  • Secar bien entre los pliegues sin frotar.
  • Si se nota mínimamente irritado empezar a aplicar Pasta al agua en cada cambio de pañal.

Oferta de Pañales ecológicos

 

Categorías
Blog

Bebé con la cabeza deformada

Plagiocefalia. El bebé con la cabeza deformada

Cabeza deformada en lactantes. Entiende las Formas raras de la cabeza en un bebé y sus soluciones explicadas para padres.

La forma de la cabeza de los recién nacidos puede ser de lo más extraño.

Esa forma cambia mucho en los 2-3 primeros años de vida.

Hay tres fases de cambio claro:

– En los primeros días. Para salir por el canal del parto el niño necesita amoldar la forma de su cabeza a ese canal. Eso lo consigue gracias a que los huesos que forman su cráneo no están aún totalmente formados. Así es posible que se monten unos sobre otros reduciendo levemente el diámetro de la cabeza en su salida. Esos huesos vuelven a su posición normal en los días siguientes al parto, de modo que entre los pocos días y los dos primeros meses como mucho, ya ocupan su lugar. Mientras están montados notamos crestas en la cabeza que desaparecen en el momento que vuelven a su sitio.

– A lo largo de los 5 primeros meses de vida, debido a la escasa movilidad que aún tiene el niño, si mantiene tumbado con mucha frecuencia una misma postura puede deformar la cabeza, cuyos huesos son aún muy blandos.

– A partir de los 5 meses, cuando el niño se mueve ya mucho más, la cabeza tiende a ir redondeándose progresivamente hasta que alcanza su forma definitiva.

Por todo ello, pese a que en los primeros meses de vida es muy frecuente ver bebés con cabezas de formas anormales, es mucho menos frecuente en niños por encima de los 5 años y en adultos, y las deformidades son mucho menos llamativas.

Por sí solas con el crecimiento, tienden a tomar la forma normal.

Hay en estos casos dos tratamientos hoy en día para facilitar que adquieran la forma normal: Las medidas posturales y las prótesis (cascos que se ajustan a la cabeza con la intención de redondear su forma).

Los cascos no son baratos y no se ha demostrado que sean más efectivos que las medidas posturales.

La deformidad más frecuente consiste en un aplanamiento más marcado de uno de los lados de la parte de atrás de la cabeza (Plagiocefalia), de modo que cuando se tumba y la apoya tiende a volcarse hacia ese lado. El hecho de que se vuelque de ese modo favorece que se mantenga la deformidad. Suele acompañarse de un mayor abultamiento de la frente en ese mismo lado.

cabeza deformada bebé

Las medidas posturales en este caso se aplican en los 5 primeros meses de vida. Ya que a partir de esa edad la movilidad del niño las hace poco efectivas.

Hay dos medidas que pueden aplicarse:

  • Poner la cuna de modo que la pared quede en la dirección hacia la que el niño vuelca siempre la cabeza. De ese modo todos los estímulos que el niño reciba estando en la cuna le llegarán del otro lado, lo que le estimulará para que gire la cabeza en ese sentido.
  • Elevar el lateral de la cuna hacia el que el niño gira siempre la cabeza. De ese modo la cabeza tenderá a volcarse hacia el lado contrario.

 

Hay una segunda posibilidad. Hay recién nacidos en los que los huesos del cráneo no están separados entre sí (Craneosinóstosis). Se ha cerrado el cartílago de crecimiento que los separaba, y por ello no permite que el crecimiento sea normal. Conforme vaya creciendo la cabeza por los demás cartílagos que siguen abiertos se irá deformando cada vez más.

Estos casos precisan ser valorados por un neurocirujano.