Categorías
Blog

Picadura de abeja

¿Qué hacer si a tu hijo le pica una abeja?

Remedios caseros nada más picar y tratamientos para reducir la reacción posterior. ¿En qué casos hay que acudir al médico?

En verano son frecuentes las picaduras de abeja. Aunque bastante menos que las de avispa.

 

Su picadura suele producir una sensación de dolor y quemazón intensa. Su veneno es más potente que el de las avispas.

El mayor problema que plantea es la reacción alérgica que puede desencadenar y que depende de la persona a la que pica.

Pero también puede ser grave cuando se reciben muchos picotazos. Cosa que puede ocurrir con más facilidad que con las avispas.

Hay  a quien no le hace casi reacción y ha resuelto el problema en menos de dos días.

Pero hay gente que pueden tener reacciones tan intensas que produzcan incluso ahogo o un intenso malestar.

¿Qué hacer si a tu hijo le pica una abeja?

El veneno de las abejas es ácido, con lo que si, nada más picar, aplicamos alguna sustancia alcalina, lo neutraliza.

Puede usarse cualquiera de los álcalis que tenemos más a mano:

Amoniaco o bicarbonato, pero diluidos…

No conviene apretar la picadura, ya que produce más inflamación.

Una de las diferencias esenciales con la picadura de avispa, es que tras la picadura de abeja, el aguijón se queda en la piel junto con una especie de tripita. La abeja se marcha, pero muere poco después.

Hay que extraer el aguijón, pero sin presionar esa bolsita, ya que contiene veneno que si apretamos, introducimos en la piel.

La forma de extraer el aguijón es usando una aguja para sacarlo empujándolo desde la base.

 

extraer aguijón de abeja
Extraer aguijón de Abeja

 

Sí se puede aplicar frío o agua (pañitos mojados, hielo…)

En personas que sabemos que sufren reacción a las picaduras de abeja, para reducirla podemos usar cremas de corticoides (directamente sobre la zona de la picadura) o antihistamínicos (por boca).

¿En qué casos hay que acudir al médico tras picaduras de abeja?

Hemos dicho que el problema en las picaduras de abeja es fundamentalmente la reacción alérgica a ellas, que puede ser muy intensa en algunos casos. Pero en las abejas también puede ser grave la intoxicación que produce su veneno si ha recibido muchas picaduras.

Lo habitual es que pique una sola abeja y haga una reacción en torno a la picadura más o menos intensa.

Pero tanto si hay muchas picaduras como si es sólo una, a veces notamos:

– Malestar general.

– Dificultad para respirar.

– Inflamación intensa incluso en zonas alejadas de las picaduras.

En cualquiera de esos casos conviene acudir a urgencias.

Si disponéis en casa de algún antihistamínico y corticoide (en los casos conocidos de alergia a picaduras es recomendable tenerlos y que tu pediatra te apunte las dosis en caso de picadura), dáselos antes de salir hacia urgencias. Ya que a veces la reacción puede ser muy rápida.

¡¡ Colaborad para hacer crecer esta comunidad !!

Al pulsar “me gusta” facilitáis que vuestros amigos

encuentren esta información.