Categorías
Blog Maternidad Otros temas de Salud Infantil Primer Mes de vida del Bebé

¿Por qué cada Pediatra es diferente?

Nueva Pediatría Respetuosa

¿Existe una Nueva Pediatría? ¿Por qué hay planteamientos tan diferentes dependiendo del pediatra al que lleves a tu hijo? La elección es tuya. Escoge el modelo que te ofrezca mejores soluciones para tu caso.

Con mucha frecuencia, me preguntan en la Consulta: “¿Pero no estudiáis todos los pediatras en el mismo sitio? ¿Cómo puede haber tanta diferencia de criterios sobre un mismo tema?”

Sólo puedo deciros cuál ha sido mi camino para ser tan “raro” como soy.

Hice la Licenciatura de Medicina en al Facultad de Granada y la especialidad de Pediatría, vía MIR en el Hospital “San Cecilio”, también en Granada.

Tanto en un sitio como en el otro aprendí lo que me explicaban mis maestros al mismo tiempo que a mis compañeros.

Cuando acabé la especialidad había sólo leves matices entre la forma en la que yo ejercía la Pediatría y cómo lo hacían el resto de Pediatras con los que me formé.  

Pero empecé a trabajar en Atención Primaria y me encontré con que muchas de las respuestas aprendidas se me quedaban cortas. 

Y en paralelo empecé mi presencia en Internet. Cuando comencé a decir lo que había aprendido, me pusieron “de vuelta y media”. Y es que la Pediatría Clásica vende muy mal en Internet. Hay Nuevas Tendencias (no modas) muy diferentes que cada vez tienen más seguidores.

Yo me convertí en uno de ellos. 

Recomiendo a todos los Pediatras (y resto de profesionales sanitarios) que expongan sus ideas en Internet. Es un catalizador potentísimo, que puede ayudarte a evolucionar si aceptas las críticas con curiosidad y humildad. 

Nuevas Tendencias en Pediatría

La Pediatría es una especialidad con muchos años a sus espaldas. Ha tenido ya grandes figuras que ayudaron a que avanzase. La reducción de la Mortalidad Infantil en el último siglo es su mayor logro. Y es impresionante. Se ha reducido más de un 90%.

Pero la Sociedad ha cambiado muchísimo en este tiempo. Y los Problemas de Salud también. 

Formas de actuar de la Pediatría Clásica, que en muchos casos mejoraron la situación, en la actualidad están desfasadas. No son útiles para solucionar problemas que ya no existen y generan problemas que antes eran impensables. 

Como ejemplo: Alimentación Infantil

Cuando la Pediatría apareció, la principal causa de Mortalidad Infantil era la Malnutrición y las Infecciones Gastrointestinales Se optó por una estrategia de “el gordo sobrevive”.

Niños normales y flacos morían a cientos cuando había una mala cosecha o una epidemia de “diarreas”.

Los “Gordos” tenían más posibilidades de sobrevivir en esas situaciones.

Por eso empezaron a verse los percentiles como calificaciones académicas, de modo que el que estaba por debajo de la media, tenía que mejorar percentiles, como fuera. Les iba en ello la supervivencia:

En línea con esa estrategia:

Lactancia Materna: Hubo una clara crisis. Se sabía muy poco sobre ella y cómo solucionar los problemas básicos que aparecen con más frecuencia. Ante una ganancia pobre de peso se promocionaba la Lactancia Artificial.

Alimentación Complementaria: Se primaba la cantidad sobre la calidad. Comida triturada para favorecer la ganancia de peso, porque triturado comen más. Alimentos Infantiles ricos en azúcar libre para mejorar la ganancia de peso. ¡Ojo, que han salvado millones de vidas! Y siguen haciéndolo en regiones pobres. Pero hoy en día, en sociedades sin hambre,  generan obesidad y otros muchos problemas…

Actitud sobre la Alimentación: Medicinas que aumenten las ganas de comer, suplementos que favorezcan la ganancia de peso, entretener al niño o pelear con él para que coma un poco más…. Todo esto ha calado profundamente en la sociedad.

Para la mayoría de los Pediatras, Madres y Abuelas el bebé sano sigue siendo el “Hermoso, Lustroso”… El Gordo, vamos a llamarlo por su nombre.

Se sigue fabricando Obesos en Serie en el Control del Niño Sano sin ver el Tsunami que estamos creando…

Otro ejemplo: Las Cifras Míticas

¿Te han dicho alguna vez que un bebé debe tener un horario de tomas y sueño? ¿Que debería comer cada x tiempo y una cantidad determinada? ¿Que es normal que con su edad duerma x horas? ¿Que debería decir con su edad ya x palabras? ¿Que ya debería gatear?

¿Y que si no cumple con estas cifras hay un problema? Y debes forzarle haciendo….

En una Etapa Inicial de la Pediatría, en la que se sabía muy poco de los Mecanismos de Adaptación del Bebé, se recurrió a las Estadísticas para definir la normalidad y detectar la patología.

Pero esto es una reducción simplista y pobre que deja a casi todos los niños como patológicos. Lo que genera una ansiedad en los Profesionales y las Familias que preside la crianza: “Todo niño tiene problemas”.

Cuando la realidad es que casi todos esos problemas puede arreglarlos en niño por sus propios medios. 

Somos seres vivos adaptándonos a un ambiente cambiante. No hay dos niños genéticamente iguales (gemelos si acaso), y cada uno además se cría en unas situaciones únicas a las que tiene que amoldarse.

Pero los niños nacen con las herramientas necesarias para esa adaptación, incluso en situaciones mucho más adversas que las actuales. El problema es que muchas veces interferimos en esos mecanismos.

Los niños han sobrevivido durante miles de generaciones, cuando no había tantos “expertos” metiendo normas a diestro y siniestro. Está por ver que puedan sobrevivir a algunas de esas normas…

La Situación Actual de Las Pediatrías

El resultado es que estamos en una etapa de transición. Y dependiendo del Pediatra, puedes recibir respuestas muy contradictorias.

Creo que todos los Profesionales Sanitarios deberíamos hacer una especie de declaración de Principios, para que el paciente sepa dónde encontrar el tipo de respuestas que busca.

Porque cada Pediatra es diferente. Y debes encontrar el tuyo.

Ésta es la Pediatría que yo ejerzo: Me gusta llamarla Pediatría Respetuosa

Aunque algún padre con cariño me ha dicho que podría llamarla Pediatría Tranquila, porque tranquilizo a las familias. También me gusta.

Parto de lo que me enseñaron mis Maestros, a los que estoy muy agradecido. Pero los honro siendo inquieto y crítico, como lo fueron ellos.

Soy Crítico incluso con las Nuevas Tendencias. No he cambiado “una verdad” por “otra verdad”. He cambiado mi actitud, y me lo cuestiono todo. Hay ortodoxos de lo viejo y de lo nuevo. Ambos empobrecen por igual “La Verdad”.

”La Verdad” es algo a lo que te acercas siempre. Pero nunca alcanzas. Pobre del que cree que lo ha hecho…

Conozco los Protocolos y las Estadísticas. Pero son aproximaciones muy básicas que siempre deben ser individualizadas. Porque cada niño tiene sus mecanismos de adaptación propios. Antes de intervenir sobre ellos hay que entenderlos.

En la práctica esto se plasma en campos concretos:

Crianza

Las Familias son los Protagonistas de la Crianza. Los “Especialistas” somos meros consultores que debemos respetar las preferencias de crianza de cada familia y ayudarles a ser cada vez más autónomos en la toma de decisiones. Aspiro a que no me necesites lo antes posible.

Apoyo un tipo de Crianza que comprende las necesidades del Bebé.

Pero también que sus Cuidadores tienen necesidades legítimas.

Y para que la Crianza funcione debemos buscar un Equilibrio que permita que todos estén lo mejor posible, porque la Familia es una Unidad en la que todos están bien o todos están mal.

El objetivo es Niños que lleguen a ser Felices y Autónomos en la Sociedad y que el camino (llamado Infancia) para llegar a eso sea lo más placentero y menos angustioso posible para todos.

Alimentación

Los problemas actuales son radicalmente diferentes. Necesitamos nuevas respuestas.

La Leche Materna es el mejor alimento del bebé. Como Pediatra debo tener las respuestas que permitan a cualquier madre que quiera dársela a su hijo que pueda hacerlo de forma placentera. 

Pero es una mera herramienta. Si los “Expertos” no logramos hacer sostenible la Lactancia es impresentable que pongamos en riesgo la autoestima de la madre y el bienestar del bebé, por haberla “sacralizado”.

Y por encima de toda consideración está la libertad de la Madre para decidir si prefiere dar Lactancia Materna o no.

Cuando la Lactancia Materna no funciona o la Madre prefiere no darla, debo tener repuestas que permitan un adecuado desarrollo del bebé, respetando sus propias regulaciones y enfocada a evitar los problemas más frecuentes: Cólico, Alergias y Obesidad. Un nuevo planteamiento de la Lactancia Artificial.

En Alimentación Complementaria apoyo el BLW. Pero el real, no ese con cortapisas injustificadas de nuevos Ortodoxos. El basado en entender de verdad porqué los bebés tienen tendencia a relacionarse de una manera concreta con la alimentación y no interferir más que cuando es claramente necesario. No me gusta sustituir miedos viejos por miedos nuevos.

El objetivo es evitar la Obesidad, las Alergias y que el niño tenga a largo plazo una Dieta Sana y una Buena Relación con la Comida.

Adaptación al Entorno

Tu bebé está preparado para defenderse en Este Mundo desde el primer día de vida.

No necesita vivir en una burbuja.

Millones de años de evolución le han preparado para adaptarse a nuestro mundo.

Confiando en esas capacidades, debemos prevenir y actuar sobre los problemas reales de la actualidad:

– Las Alergias. Cuyo origen fundamental está en una Exposición Demasiado Tardía y Pobre a nuestro entorno: A la Naturaleza, con el Sol, los Pólenes, los ácaros, los hongos, los epitelios animales, los alimentos y por supuesto los gérmenes.

– La Hiperreactividad. Relacionada con lo anterior, hoy en día son muy pocos los niños que mueren de infección en nuestro entorno y demasiados los que ven empeorada su calidad de vida por una respuesta desajustada a las infecciones que nos quedan, que son fundamentalmente las virales. Cada vez responden de forma más exagerada y con tendencia a la Cronificación de lo que no deberías ser más que agresiones puntuales. Bronquitis, Hipertrofia de Adenoides, Otitis de repetición, Enfermedades Inflamatorias Intestinales y Dermatitis Atópica son cada vez más frecuentes. Hay que cambiar los planteamientos, o seguirán aumentando.

El objetivo es hacer de su Sistema Inmunológico un Aliado y no un Enemigo. Porque esto segundo es lo que vemos cada vez con más frecuencia por desgracia.

Hoy en día disponemos de los conocimientos necesarios para alcanzar esos objetivos. Pero no me los dieron cuando me formé como pediatra.

Con este planteamiento, entiendo cada consulta como una oportunidad para hacer Educación Sanitaria.

Mi objetivo, es que acabes teniendo más autonomía en la toma de decisiones y que prescindas de mí cuanto antes.

Si te gusta el planteamiento y quieres que te ayude:

Puedo resolver tus dudas en menos de 24 horas por WhatsApp

Consulta Online.

Categorías
Blog

1000 Consultas de Pediatría Online Resueltas

1000 Consultas de Pediatría Online resueltas

El acceso de los padres a resolver sus Consultas de Pediatría Online por un profesional de su confianza es una realidad. Los temas más consultados.

Hoy acabo de superar las 1000 Consultas respondidas a través de Internet con nuestro sistema de Consulta de Pediatría Online en la plataforma Qoolife.

Hace ya unos años empecé con mi blog en Internet en un intento de ofrecer a los padres información sobre los temas que con más frecuencia me preguntaban en mi consulta.

El objetivo era dar una información comprensible que compitiese con la avalancha de información poco clara o poco fiable que inundaba Internet en temas de salud.

Lo hice a través de un blog, mipediatraonline.com, en el que yo soy el autor de la mayoría de los contenidos. Porque estoy convencido de que en Internet, igual que fuera de ella la base de la relación médico-paciente es la confianza. Esta confianza en Internet se gana cuando ofreces a los padres contenidos sobre cualquier tema que les preocupe. Si les gusta la forma en la que lo explicas y las soluciones que aportas les funcionan pasas a ser un referente para ellos y vuelven a tu blog cuando les surge la siguiente duda.

Aunque tengo presencia en Facebook y tiene una muy amplia difusión, no puedo contestar las preguntas que me hacen en esta red social. En primer lugar porque su volumen es tal que un ejército de pediatras deberían dedicarse a tiempo completo para hacerlo. Pero además no creo que reúna las condiciones mínimas para resolver dudas en salud. Es, en mi opinión, una gran herramienta para:

– Hacer divulgación.

– Recibir comentarios y generar debate en torno a temas de salud.

– Resolver dudas de forma genérica.

Pero para resolver dudas personales con garantías debe hacerse a mi parecer:

– A través de una plataforma que identifique a consultor y profesional.

– Que deje un registro fácil de localizar.

– Que permita hacer seguimiento.

– Que lo haga con confidencialidad. No en una red abierta en la que todos puedan ver la información confidencial del paciente y su problema.

– Y porqué no, que sea sostenible para el profesional. Yo sé que muchos tenemos la mentalidad del todo gratis en Internet. Pero es que es imposible que todo sea gratis. En Facebook recibo miles de comentarios al mes pidiendo mi opinión. Ni aunque quisiera y dedicase el resto de días de mi vida a ello podría responder a todos. Pero es que además, ¿de qué viviría? Yo puedo ofrecer ya casi 600 artículos gratis en mi blog. Eso son muchas horas de dedicación. Pero tengo claro que un artículo, una vez escrito puede ayudar a miles de familias. Una consulta es dedicar tiempo a una persona concreta. Sé, porque me lo transmitís que agradecéis mi esfuerzo. Pero o eso se traduce en apoyo económico o quien como yo vive de su trabajo debería dedicarse a otra cosa para sostener a mi propia familia. No todo el mundo lo entiende, pero ¿qué le vamos a hacer?

Cuando se mira atrás y se ven los más de 5 años de escribir de forma regular ha merecido la pena.

Hoy es un día de cifras y voy a exponerlas porque creo que puedo estar orgulloso de ellas:

– Más de 20 Millones de visitas en mipediatraonline.com

– Más de Un Millón y Medio de “Me gustas” en Facebook.

– Y hoy he alcanzado las 1000 Consulta de Pediatría Online.

¿Sobre qué temas consultan los padres?

Muchos pensarían que un servicio así puede ser útil cuando tu hijo enferma para evitar acudir al médico. Pero los padres son suficientemente inteligentes para saber que no es esta su función.

Si me preguntasen: “Mi hijo tiene fiebre, ¿de qué será?”

La respuesta sólo puede ser: “No puedo saberlo sin explorarlo, debes acudir a su pediatra”.

Tras 1000 dudas resueltas los temas dominantes son:

Problemas de sueño en niños. Sin duda es el rey. Y lo es porque creo que hay posturas poco razonables cuando se habla de este tema. Hay quien dice que esto se arregla llorando el niño (“déjalo llorar que ya se dormirá”), hay quien dice que se arregla llorando los padres (“es normal, ya mejorará”). Pero hay opciones para que todo el mundo deje de llorar y todos duerman.

Problemas con la alimentación en niños. En el podio muy cerca del anterior y en su mayoría en niños sanos cuyo problema surge de que estamos haciendo las cosas mal en torno a la alimentación. Casi siempre por reacción ante miedos no justificados. Conocer el origen de esos miedos y nuestras reacciones más habituales es la clave para mejorar.

Lactancia. Ese alimento esencial de los niños, que se presenta como la opción ideal, pero que en muchos casos está marcado por problemas que nadie parece saber resolver. Hay respuestas para lograr que sea lo que debe ser, una forma natural de alimentar a un bebé. No un sacrificio.

Introducción de la alimentación complementaria. Los padres están perdidos, porque hay demasiadas listas que se proporcionan como verdades absolutas y que no lo son. Con unos conceptos claros se puede vivir el proceso como algo agradable para el niño y no como una guerra constante.

Manejo de patología crónica. A veces el acceso a las consultas no es fácil y se acaba recurriendo una y otra vez a urgencias. Esto hace que en muchas patologías sólo se traten los cuadros agudos, sin hacer nada con el proceso subyacente que los está favoreciendo. Afrontar los tratamientos de base y hacer seguimiento es clave en estas situaciones y las Consultas Online permiten mantener un contacto más fácil con el profesional.

Más allá de cifras y datos.

Los números de mi plataforma pueden resultar sorprendentes. Pero lo que a mí me motiva a seguir cada día es pensar que detrás de esas cifras hay familias. Padres a los que espero estar ayudando a vivir su paternidad con menos angustia e incertidumbre. Niños a cuyo crecimiento sano espero estar contribuyendo.

Cuando uno piensa en esos 20 Millones de visitantes con cara y nombre propio, en ese más de Millón y Medio de padres para los que mi página ha merecido su me gusta, en esas 1000 consultas que han decidido pagar para obtener una respuesta mía… es cuando uno se da cuenta de que el esfuerzo merece la pena y decides que ¡seguiremos trabajando para merecer vuestra confianza!

Categorías
Alergias e Intolerancias Bebé de 9 meses Blog Enfermedades Crónicas en Bebés y Niños Infecciones en Bebés y Niños Mocos Respiratorias Síntomas del Bebé y el Niño Enfermos Tos

La tos en niños, nuevo vídeo en Medicina TV

Canal de Pediatría en MedicinaTV

Nuevo vídeo en el Canal de Pediatría de MedicinaTV: Esta semana la tos. Qué es, para qué sirve, tipos de tos. ¿La tratamos o no?

La semana pasada os presenté este nuevo canal en el que cada semana os presentaremos un vídeo sobre salud infantil.

Para los que os perdiéseis el vídeo de la semana pasada, sobre la Fiebre en niños podéis visitarlo aquí.

Aprende sobre el desarrollo de tu hijo, comprende los cambios que va a sufrir a lo largo de su crecimiento y disfruta de él con la tranquilidad que da el conocimiento.

Segundo vídeo de este Canal de Pediatría: La Tos en niños y bebés.

Para empezar, os presento el vídeo sobre la fiebre. Es el síntoma más frecuente en urgencias de pediatría.

En este vídeo os explicaré qué es la tos, cómo aparece, para qué la usa el cuerpo, los distintos tipos de tos y cómo podemos los padres actuar ante ella.

Espero que os guste. Si no os queréis perder ninguno de los que vayamos publicando, no olvidéis suscribiros a este canal.

Y si crees que puede ayudar a algún conocido ayúdanos a difundirlos.

Espero de verdad que os gusten y os ayuden.

 

La tos es un mecanismo defensivo del cuerpo para limpiar la vía respiratoria. Es por tanto algo beneficioso en principio.

Pero hay diferentes tipos de tos en los niños. Hay toses que ayudan a limpiar la vía respiratoria y otras que producen una irritación innecesaria. Y a veces aparece cuando no es adecuada o causada por algo que no debería, como ocurre en las alergias.

Hay casos en los que la tos impide descansar o alimentarse, veces que llega a producir el vómito. En algunas de esas situaciones podemos hacer cosas que moderan esa tos.

Este vídeo pretende explicaros esas diferencias para que cuando vuestro hijo sufra la tos, tengáis unas ideas claras que os ayuden a actuar del modo en que podáis ayudar a vuestro hijo.

Categorías
Ansiedad Apego Autonomía Blog Conciliación Conducta del Bebé y el Niño Convivencia Cuidados del Bebé y el Niño Maternidad Otros temas de Salud Infantil Porteo Primer Mes de vida del Bebé

Pediatría respetuosa

La Pediatría respetuosa es una forma de entender la salud del niño basada en las diferencias y el respeto a esas diferencias.

Este podría ser su decálogo, pero es una idea abierta que acepta aportaciones:

  1. CADA niño es diferente.

  2. Observar a CADA niño es la mejor forma de saber si tiene un problema o no.

  3. CADA niño tiene SUS mecanismos para adaptarse a los cambios.

  4. La mejor opción es apoyar SUS mecanismos.

  5. Modificaremos SUS mecanismos sólo si tenemos RAZONES CLARAS para pensar que le perjudican o son mejorables.

  6. Los pediatras aportamos nuestra experiencia como OPCIONES.

  7. Ante un problema hay siempre VARIAS OPCIONES.

  8. Las decisiones sobre la salud de los niños las toman los PADRES.

  9. Los padres y los hijos forman una UNIDAD que hay que respetar.

  10. La opción A RECOMENDAR no es “la mejor”, sino la que funciona en cada caso para resolver los problemas y mejora la vida de la familia en su conjunto.

Voy a desarrollar cada uno de esos puntos de la forma en que yo lo entiendo:

CADA niño es diferente.

Los seres humanos somos diferentes. Pero tendemos a dar respuestas generales. En salud también ocurre. No lo hacemos porque realmente pensemos que una misma respuesta es cierta en todos los casos. Una de las cosas que nos enseñaron en la Facultad es: “Hablando de medicina, cualquier respuesta que incluya la palabra siempre, es falsa.”

La tendencia a dar respuestas generales y no matizarlas ha empeorado por culpa de la masificación. Debemos luchar contra esa tendencia, porque significa deshumanizar la medicina. Y eso no funciona. Porque la medicina trata única y exclusivamente de salud de humanos individuales. Enfermamos de forma individual y sanamos de forma individual.

Observar a CADA niño es la mejor forma de saber si tiene un problema o no.

Tendemos a usar cifras para “objetivar” nuestras apreciaciones sobre la salud de los pacientes. Pero en muchos casos nos centramos tanto en esas cifras que olvidamos observar al propio niño. Lo primordial es valorar la salud del niño, y eso se hace teniendo una visión de conjunto en la que miramos a la persona, no a sus cifras. Ejemplo: No generar preocupación ni hacer nada para que un niño suba de percentil de peso si está sano.

CADA niño tiene SUS mecanismos para adaptarse a los cambios.

La capacidad del organismo (especialmente del de los niños) para adaptarse a los cambios y responder a las agresiones es mayor de lo que llegamos a entender aún. No tenemos los conocimientos para dirigir de forma completa las reacciones del organismo. Y esos mecanismos de adaptación varían de individuo a individuo. Ejemplo: Ante un mismo virus hay niños que reaccionan sin fiebre y otros con fiebre alta. Pero también hay niños que toleran esa fiebre mejor que otros.

La mejor opción es apoyar SUS mecanismos.

Debemos ser humildes y confiar en la capacidad del cuerpo de curarse siempre que no aparezcan señales claras de que no funciona. De modo que ante una enfermedad o problema para adaptarse a un cambio lo mejor es valorar en primer lugar cómo responde el niño a esa situación y ayudar a los mecanismos que vemos que le están funcionando para superarla. Ejemplo: Hidratar bien a un niño cuando tiene fiebre.

Modificaremos SUS mecanismos sólo si tenemos RAZONES CLARAS para pensar que le perjudican o son mejorables.

Pero sabemos que en algunos casos aparecen mecanismos que en su intensidad o en la forma en la que actúan, pueden empeorar la evolución de un niño enfermo. En esos casos debemos tener razones claras para modificar o contrariar esas reacciones, pero hacerlo puede ser necesario para sanar al niño. Ejemplo: Tratar la fiebre cuando produce malestar o agotamiento.

Los pediatras aportamos nuestra experiencia como OPCIONES.

La época en la que el médico era la autoridad indiscutible en salud ha pasado: Por suerte. Los médicos seguimos siendo valiosos gracias a que atesoramos formación y experiencia. Los pacientes acuden libremente a nosotros en busca de ellas. Pero somos asesores, no jueces.

Ante un problema hay siempre VARIAS OPCIONES.

Un protocolo es una simplificación en la que se recomienda actuar de la forma que funciona mejor en más casos. Pero todos los médicos sabemos que esa forma de actuar no es la única, y que hay distintas opciones para resolver un mismo problema. Debemos exponer esas opciones para que el paciente (o sus padres en pediatría) escojan la que mejor se adapta a su situación con nuestro asesoramiento.

Las decisiones sobre la salud de los niños las toman los PADRES.

Esto es una realidad. Aunque muchos médicos no lo entendamos. Cuando una familia sale por la puerta de la consulta tienen la opción de seguir las recomendaciones del médico o no. Conseguiremos que lo hagan si los padres salen con la convicción de que el médico ha entendido el problema de su hijo, se les han explicado las distintas opciones, y la escogida lo ha sido de mutuo acuerdo entre el médico y los padres.

Los padres y los hijos forman una UNIDAD que hay que respetar.

En ocasiones nos centramos en cual es la mejor opción para el niño sin tener en cuenta la situación de los padres. Eso acaba perjudicando al niño, porque el bienestar de los padres es esencial para el bienestar del niño. Ejemplo: Si yo recomiendo que desde el punto de vista afectivo el colecho es la mejor opción. Pero no tengo en cuenta que para algunos padres es imposible descansar haciendo colecho. Estoy generando problemas. Porque daré a los padres la idea de que si no hacen colecho perjudican a su hijo, pero si lo hacen no descansarán y el resultado será que el niño vivirá con unos padres que viven su paternidad con ansiedad o con agotamiento.

La opción A RECOMENDAR no es “la mejor”, sino la que funciona en cada caso para resolver los problemas y mejora la vida de la familia en su conjunto.

Los pediatras necesitamos tiempo para conocer al niño, a sus padres y las condiciones que hacen que la opción a recomendar ante un problema sea una u otra. En ocasiones tenemos prejuicios sobre cual es la mejor opción de forma general. Esto es especialmente frecuente en cuestiones de crianza. Debemos ser tolerantes y flexibles entendiendo que la mejor opción en cada niño es la que consigue un mejor resultado no sólo en el niño considerado de forma aislada, sino en la convivencia de todos los miembros de su familia.

Esta forma de entender la Pediatría tiene un factor limitante: EL TIEMPO. Para ejercer la pediatría de la forma descrita necesitamos tiempo para cada familia.

Y un enemigo: LA MASIFICACIÓN que pretende transformar la medicina en una cadena de montaje en serie.

Categorías
Blog

Pediatra 2.0 ¿Porqué usar las TICs en pediatría?

Los pediatras 2.0 están en auge. Hay de hecho otros muchos médicos 2.0. Pero la pediatría está actuando como punta de lanza en este fenómeno, ¿porqué?

Los pediatras trabajamos con padres. Y todos sabemos, que cuando más necesitan los padres a los pediatras, es en los primeros 3 años de vida de su hijo.Eso quiere decir, que tenga la edad que tenga el pediatra, las personas con las que habla en la consulta son, sistemáticamente jóvenes: Los padres y madres.

De esos jóvenes, entre los que tienen capacidad económica para acceder a la tecnología, usan internet casi a diario, casi todos. Cuando esos padres buscan información de cualquier tipo, el primer sitio al que acuden se llama Google.

El doctor Google es muy poderoso.

Esa realidad asusta a muchos médicos. Pero a fin de cuentas, el Doctor Google es la suma de muchos médicos y otros expertos (entre los que cada vez más, están los propios padres y madres).

Es elección de cada médico ser o no ser parte de ello.

Tus pacientes van a buscar en internet. Si tú estás ahí como Pediatra 2.0, puedes ofrecerles la información que buscan, de forma más cómoda para ti y para ellos, y más coherente que si buscan en otra fuente.

Si ya tienen ese vínculo de confianza contigo, se refuerza.

Y en muchos más casos, ofreces esa información para pacientes nuevos, en los que es el primer eslabón de una nueva relación de confianza.

Lo que define si una Herramienta en internet tendrá éxito o no en salud, es si está diseñada pensando en las necesidades del paciente y del médico.

Los padres son cada vez más activos en tomar las riendas de la salud de sus hijos. Si damos las herramientas adecuadas para ello, las usan de forma masiva.

Para que cumplan su función, deben respetar la independencia del paciente, ser fáciles de usar, centrarse en lo fundamental y servir como base para comunicarse, seguir el proceso de salud y disponer de la información necesaria para diseñar tratamientos individualizados.

Todo ello, bien usado, refuerza la confianza del paciente en su médico.

Categorías
Bebé de 8 meses Blog Cuidados del Bebé y el Niño Maternidad Otros temas de Salud Infantil

Pediatría y puericultura para padres y madres

Aprende más sobre la salud de tu hijo

Lo que los padres echan de menos saber

El Boletín de Mi Pediatra Online con nuevos temas de Pediatría y Puericultura gratis, directo a tu buzón de correo

  • Peketips. Consejos claros y breves sobre la salud de tu hijo.
  • Pekevídeos. Vídeos en los que te explico cada tema un tema de Pediatría o Puericultura en unos minutos.
  • Peketemas. Artículos en los que aprender a fondo sobre cientos de temas de Pediatría explicados de verdad para padres y madres. Claro y sin palabras técnicas.

Tu privacidad me importa – Nunca compartiré tus datos con nadie – 100% Libre de Spam

Suscríbete al Boletín de Mi Pediatra Online para aprender más sobre la salud de tu hijo

* dato necesario
 
 

Categorías
Blog Embarazo

Pediatría Basada en la Diferencia

Hay muchas formas correctas de hacer las cosas. El buen pediatra es el que ofrece a cada familia la mejor solución para ELLOS.

 

A veces en medicina tendemos a querer unificar tanto los criterios de cómo hacer bien las cosas, que nos olvidamos de que hay diferencias importantes entre los pacientes.

Hablando de Pediatría, muchos de los problemas no son simplemente enfermedades. De hecho, en mi experiencia, veo que para la mayoría de los padres el problema no es cómo afrontar una enfermedad grave de su hijo (por suerte eso no es frecuente), sino saber como actuar en cuestiones cotidianas.

Para esos temas (alimentación, sueño, educación) no hay ninguna guía que sea válida para todos.

Pero aún así, a mí en la especialidad, me enseñaron respuestas únicas para cada uno de esos temas. Y muchos hemos dado esas respuestas a los padres como la única forma correcta de hacer las cosas.

Poco a poco, estoy contento de haber ido abriendo mi mente, y haberme dado cuenta que lo que me enseñaron como respuesta única, es en muchos casos un claro error, y especialmente si no se diferencia el tipo de niño y familia que tenemos delante.

En los últimos dos años, muchas de las ideas que me enseñaron durante la especialidad, han quedado guardadas en el baul de los recuerdos. Algunas, en el de los malos recuerdos.

Cada vez escucho más a los padres, y les pregunto sobre su forma de ser y actuar y la de su hijo, antes de dar una respuesta. Y además les aclaro sistemáticamente que no es “la verdad”, sino el mejor consejo que por lo que sé de ellos y según mi experiencia, puedo darles en ese momento.

Estoy cada vez más contento de hacer Pediatría basada en la Diferencia. Porque mi experiencia me dice que ayudo mejor a los padres a afrontar los problemas de salud de sus hijos.

Incluso en patologías en las que existen Protocolos claros y basados en la evidencia científica, cada vez diferencio más, según el tipo de paciente, cuál es la mejor forma de actuar para él y su familia. Y no sólo para su enfermedad. 

Cuando yo acabé la especialidad de Pediatría, tenía mi repertorio de protocolos. Eran una serie de guías sobre la forma correcta de afrontar cada problema en salud infantil.

En la actualidad, hay un tipo de Medicina, que es la que se enseña en las Universidades y en los Hospitales de más prestigio.

Es lo que se llama “Medicina basada en la Evidencia“.

Es un intento de ser científicamente riguroso en la definición de las formas correctas de actuar en Medicina.

¿Qué es la Medicina Basada en la Evidencia?

Es una forma de establecer criterios objetivos en Medicina.

Como la Medicina no es una ciencia exacta, a veces hay posturas diferentes sobre cuál es la forma correcta de hacer algo:

  • Establecer un diagnóstico.
  • Decidir un tratamiento frente a otro.
  • Defender uno u otro hábito como más saludable.

La Medicina basada en la Evidencia elabora consejos, basándose en toda la información que se puede conseguir en estudios sobre el tema en discusión.

Se tienen en cuenta todos lo estudios científicos publicados sobre el tema, dando más valor a los estudios mejor diseñados y de mayor peso. Según una serie de normas, se da a los estudios “niveles de evidencia”.

Y eso se realiza por diferentes grupos de trabajo formados por profesionales independientes.

Al final se llega a la elaboración de recomendaciones basadas en los resultados de todos esos grupos de trabajo.

Y se revisan de forma periódica los nuevos estudios que se publican, y como pueden influir en la modificación de recomendaciones.

Está claro que es una forma de avance científico fundamental para la medicina.

Pero

Cuando se escoge una forma de actuar, o se recomienda un tratamiento concreto ante una patología Basándolo en la Evidencia, estamos elaborando recomendaciones generales.

Eso resulta muy útil. Pero el problema puede venir cuando los médicos empezamos a asumir los protocolos que nos proporciona la evidencia, sin más.

Eso lleva a que cierta patología se trate siempre de una forma concreta. No es que eso sea atribuíble a la medicina basada en la evidencia.

Hay estudios científicos que establecen criterios para direrenciar tipos distintos de enfermos ante una misma patología. Y en cada uno de ellos formas diferentes de actuar.

Pero es complejo elaborar y que se asimilen guías de consenso que aclaren esas diferencias.

En muchos casos, no es posible directamente diferenciar todas las posibles variables.

Además nos encontramos con la masificación de la medicina, que hace que los profesionales en muchos casos no dispongan del tiempo para recabar los datos necesarios de un paciente concreto para diferenciarlo de otro.

Ante eso, muchos sistemas de salud públicos, están promoviendo la aplicación de guías específicas para las patologías más frecuentes. Guías muy simples que permitan el procesamiento rápido de patologías. Obviando muchas de las diferencias entre distintos pacientes.

Además, vemos muchos problemas de salud, en los que no es posible unificar lo suficiente los criterios desde el punto de vista de la Evidencia Científica.

Son cuestiones en las que influyen demasiado las diferencias individuales de paciente y familia, para hacer grupos de estudio suficientemente grandes con la uniformidad suficiente para calificar los estudios de relevantes.

En algunos casos se comete el error de dar menos importancia a ese tipo de problemas, porque no podemos dar una “respuesta válida” Basada en la Evidencia.

Pero tanto en los problemas de salud en los que no podemos establecer una guía unificada de actuación, como a la hora de aplicar protocolos a cualquier paciente individual, es importante no olvidar las particularidades del paciente que se tiene delante y su familia, que pueden hacer que en cada caso individual, la forma más adecuada de actuación no sea exáctamente la que dice el protocolo.

Esto me lleva a pensar que la medicina basada en la evidencia es importante y aporta un valor inestimable.

Pero no podemos extraer de ello la simple aplicación automática de los protocolos.

Creo que es importante ser capaces de aplicar también una Medicina Basada en la Diferencia.

Un ejemplo simple:

Voy a poner un ejemplo, de lo que es una mala aplicación de medicina basada en la evidencia, que lleva al absurdo de olvidar la diferencia:

¿Qué cantidad de leche debe darse a un niño que toma biberón?

A los residentes de pediatría se les enseña que las necesidades de un lactante son de xxx ml por kilogramo y día.

¿Cómo se llega a esa conclusión? Se hacen estudios sobre el consumo de leche en niños sanos que tienen una ganancia de peso y talla adecuadas para su edad y se procesan estadísticamente esos datos.

La cifra media obtenida se redondea para hacer una recomendación fácil de recordar.

El problema es que hay muchos pediatras, que dan esa cifra a los padres como si fuese un Standard universal, asumiendo que el niño que toma menos de la cifra mágica no puede ganar suficiente peso y el que toma más acabará teniendo problemas de sobre peso.

Olvidan que los datos los han obtenido de niños cuya evolución era normal y que no todos tomaban la media. Posiblemente la cantidad que tomaban formaba algo parecido a lo que se llama Campana de Gauss.

Es decir, la mayoría tomaban cifras cercanas a la media, pero había muchos niños que tomando bastante más o menos cantidad de esa media estaban sanos y tenían una buena evolución de peso.

Repito, no es un problema de la medicina basada en la evidencia. Sino de una aplicación simplista de la misma.

El problema es que esta forma de actuar es demasiado habitual. Seguramente se debe a una necesidad de simplificar para ahorrar tiempo. Pero es a mi parecer un error grave.

Suelo decir con frecuencia por eso, que es imprescindible conocer los protocolos, pero para ser un buen pediatra, hay que saber cuando salirse de ellos en cada paciente.

Sí, a la Medicina basada en la evidencia, pero respetando la Diferencia.

Categorías
Blog

Pediatra Online desde Granada

Pediatra online desde Granada

Jesus Garrido Garcia. 

Pediatra privado en Granada

Jesús Garrido Pediatra online en GranadaNací en Guadix (Granada, España) en 1971.
Hice la carrera de Medicina en la Universidad de Granada (1989-1995).
El MIR para ser Pediatra en el Hospital San Cecilio de Granada (1997-2001).

Desde entonces he ejercido como Pediatra (tanto en atención primaria como en Hospitales) en Servicios de Salud Públicos, de Compañías Privadas y como Profesional independiente.

Me siento muy afortunado de dedicarme a esta especialidad. Cuando hablo con médicos en formación y me preguntan sobre ella digo que en mi caso es cierto algo que muy poca gente puede decir: “Todos los días me río en mi trabajo.”
Siendo Pediatra, trabajar con niños es al mismo tiempo una gozada y una gran responsabilidad.

Soy consciente de que no estoy arreglando coches o relojes. Los padres, cuando entran por la puerta, lo hacen para poner en mis manos lo más preciado que tienen en este mundo. Como cualquiera, puedo equivocarme. Pero espero que cuando esto ocurra no sea por haber tomado a la ligera mi trabajo o haberlo hecho con desinterés.

¿Porqué El Puericultor, si soy Pediatra? ¿Qué es para mi la Puericultura?

En España un Pediatra es un médico que tras acabar la carrera se presenta a una oposición en la que todos los médicos sin especialidad compiten por obtener una plaza para formarse en la que desean ejercer. Es el MIR.
Pediatría es una de esas especialidades. Si obtienes la plaza pasarás 4 años en un servicio de pediatría aprendiendo las distintas ramas de la misma y al terminar tu formación te darán el Título.

En España, para los Pediatras, un Puericultor es alguien que ejerce la pediatría sin tener esa formación. Hay un título de Puericultura que se puede obtener tras unos meses de formación. Pero también hay médicos generales que se denominan puericultores por dedicarse a atender niños.
Conozco muchos Puericultores que tratan a los niños mejor que algunos Pediatras vía MIR. Lo que sí es cierto es que habrían tenido una formación más completa si hubieran pasado por el MIR y no lo han hecho, y eso siempre será una carencia.

¿Porqué entonces El Puericultor si yo soy Pediatra?

La razón es que echo de menos algo de arte en la ciencia: Hay problemas de salud de los niños que no pueden afrontarse con protocolos basados en la evidencia científica. Y de hecho son a mi parecer problemas que influyen mucho más en la salud física y emocional del niño a largo plazo que muchos de los tratados con protocolos científicos.

Pero muchos Pediatras han renunciado a tratar estos problemas porque no tienen una forma científicamente demostrada de afrontarlos y más frecuentemente, porque precisan un recurso del que no disponen: Tiempo.

La Pediatría es una medicina con intermediarios (los padres) que precisa de mucha capacidad de comunicación por parte del Pediatra, una capacidad que no es ciencia sino arte. No para “torear” a los padres, sino par deducir cual es el enfoque que puede hacer que esos padres concretos afronten de la manera más adecuada el problema de salud de su hijo.

Algunos Pediatras actúan como ordenadores científicos. El diagnóstico es A y a él corresponde el tratamiento B. Ahí acaba su trabajo. No tienen tiempo para más, y resuelven de forma impecable la enfermedad del niño. Eso sería ideal si no hablásemos de enfermedades en personas (si fuesen averías mecánicas). Y más concretamente de personas que no tienen capacidad de decidir por sí mismas, lo que hace que la responsabilidad sobre lo que le pase recaiga sobre alguien que además, quiere por encima de todo a esa personilla (sus padres).

Cuando introducimos esos condicionantes, un perfecto diagnóstico con un tratamiento perfecto, pasa a ser una solución claramente insuficiente.

Por eso siendo Pediatra, quiero merecer el apelativo de El Puericultor.

He dado un paso atrás. Conozco los protocolos, pero creo que la diferencia entre un Pediatra y un buen Pediatra está en que cualquier especialista debe conocer los protocolos. El buen Pediatra es el que, además, busca la mejor forma de tratar a aquel cuyos problemas no se solucionan con el protocolo. O que usando el protocolo, busca la mejor forma de aplicarlo en cada caso concreto.

Categorías
Blog

Manual de Puericultura

manual el puericultor en papel

Comprar el “Manual de Puericultura para Padres Novatos”

Puedes comprarlo SIN usar TARJETAS de Crédito

ENVIAME TU DIRECCIÓN COMPLETA Y UN TELÉFONO DE CONTACTO POR CORREO ELECTRÓNICO A:

elpuericultor@gmail.com

Y PAGA AL MENSAJERO CUANDO RECIBAS LA GUÍA DE PUERICULTURA 25 € Incluidos IVA y gastos de envio en España (No se hacen envíos fuera de España).

El envío llega en no más de 5 días habitualmente.

INDICE DEL MANUAL DEL PUERICULTURA

¿POR QUÉ DEBERÍAS COMPRAR “EL MANUAL DEL PUERICULTOR PARA PADRES Y ABUELOS”?

Hay mucha información sobre pediatría y puericultura en Internet y muchos Libros en papel.

De hecho hay autores mucho más famosos que yo.

Yo mismo me he planteado muchas veces si merecía la pena dedicar el tiempo a escribir mis libros o mi web.

La razón por la que me decidí a hacerlo, es que no encontré un libro o una web de verdad pensado para resolver las dudas que los padres sienten cuando salen por primera vez del Hospital con su hijo.

Muchos parecen escritos más para otros pediatras que para padres por el lenguaje técnico que usan.

Otros parecen más un “Libro Sagrado” para una nueva religión, que una guía para padres que buscan respuestas simples a problemas concretos.

Y otros parecen desfiles de modelos, muchas fotitos, mucha frase bucólica, y pocas respuestas de verdad.

Al final sigo escribiendo porque los padres que leen mi web y mis libros dicen que les ayuda, que se entiende, y que en un sólo lugar encuentran información fiable, sencilla y útil con la que resolver problemas de sus hijos.

Un gran regalo para padres y abuelos novatos.

Las dudas más frecuentes de Puericultura respondidas con sentido común y sin extremismos, con un lenguaje sencillo y ameno.

Perfil del Autor

Categorías
Blog

Pediatra puericultor online

SI QUIERES QUE SEA TU PEDIATRA ONLINE:

1.- Crea tu perfil y el de tu(s) hijo(s) en Qoolife. Aunque no me consultes, esta plataforma te permite tener una historia clínica de tu familia en la que almacenar todos vuestros datos de salud de forma segura. Y a la que poder acceder siempre que lo necesites. ¿No te parece a veces que todo el mundo tiene historia clínica tuya y de los tuyos, menos tú?

2.- CONSULTA CUANDO LO NECESITES.

Suscríbete, para que siga la evolución de tu hijo y podrás hacer tantas consultas como precises cada mes.

Haz una sola Consulta. Cuando lo necesites. Tu respuesta en menos de 24 horas. Cualquier día del año.

 

Hay plataformas en las que entras, pagas y preguntas.

¿Qué valor tiene para ti la respuesta de un médico al que no conoces y no sabe prácticamente nada de tu hijo?

Lo que ofrezco no es sólo darte una respuesta puntual.

Sino ser un apoyo real con el que puedas confiar de forma constante.

¿Cómo puede ayudarte un Pediatra Puericultor Online? Mi experiencia con la plataforma Qoolife. Un complemento a la consulta y una nueva forma de hacer Pediatría y Puericultura.

Internet es una gran herramienta en muchos aspectos.

Hace ya dos años que inicié esta web.

Me gusta mi trabajo como Pediatra. Y parece ser que los padres con los que trato, también lo aprecian.

Internet permite ofrecer a mucha gente con poco esfuerzo, aquello que podamos aportar.

Los padres son jóvenes. Y el día que yo cumpla los 60 años o más, como Pediatra y Puericultor, seguiré tratando en la consulta con jóvenes.

Mayoritariamente, buscan en Internet información sobre cualquier tema que les interese. Y evidentemente, cuando se hacen padres, o están en vías de serlo, empiezan a buscar información online sobre sus hijos y lo que más les preocupa, su salud.

En la consulta, a veces no da tiempo a todo, y siempre quedan temas en el tintero. Por eso, decidí poner por escrito las explicaciones que con más frecuencia doy a los padres, sobre sus dudas más habituales. Ahí empezó mi andadura como Pediatra Online.

Poco a poco la web ha ido creciendo en contenido. Y es mi intención seguir completándola y actualizándola.

En un principio, mi idea era proporcionar a los pacientes que ya depositaban en mí su confianza, más información que pudiese serles útil.

Pero otros muchos padres a los que no tengo el gusto de conocer han ido accediendo, en busca de ayuda para los problemas de salud de sus hijos. Comencé a ser el Pediatra Online de muchos de ellos.

Finalmente, hace un año me decidí a establecer un sistema de consulta de pediatría online. Con la idea de ofrecer a aquellos padres que no puedo atender en mi consulta una ayuda más personal en el caso de sus hijos.

Y al mismo tiempo, dando a los padres que sí conozco, una vía más de comunicación: Más accesible, y espero que cómoda y complementaria. El Pediatra Puericultor Online se hacía más interactivo.

Creo que si eres el Pediatra Puericultor de un niño, debes facilitar que los padres puedan consultarte cuando lo necesitan.

Y la consulta online me permite atender en el mismo día dudas de todo tipo.

Evidentemente no puedo resolver cualquier cosa sin ver a un niño. Pero son muchas las dudas que pueden aclararse sin necesidad de que los padres hagan un hueco en sus apretadas agendas y tengan que desplazarse hasta mi consulta.

Y además, con la consulta online puede ayudarse a padres que viven a una distancia casi insalvable.

Desde hace unos meses, empecé a colaborar en el desarrollo de una nueva forma de completar la consulta de Pediatría online, e integrarla mejor con mi propia consulta. La plataforma a la que me refiero se llama Qoolife.com.

Tras varios meses de modificaciones y mejoras, a principios de agosto empecé a ofrecérsela a muchos de los padres que acudían a mi consulta. Y la acogida ha sido estupenda.

Qoolife es una plataforma en la que, creando un perfil (como el de facebook), tienes un espacio gratuito donde puedes almacenar y organizar información médica. Es como tener tu propia historia clínica. Pero tuya, de verdad. Es el usuario el que tiene control absoluto sobre el acceso a la historia, decidiendo a qué personas autoriza para que la vean.

Lo habitual en mi consulta es que cree la historia y envíe un mensaje a los padres.

En cuanto abren el mensaje y pulsan el enlace, introducen su nombre y una clave para acceder a la historia.

A partir de ese momento son los padres los propietarios del perfil y pueden dar acceso a quien quieren y quitárselo a quien desean (incluido a mí mismo).

En el perfil se pueden almacenar datos sobre:

Enfermedades, alergias, medicamentos, consultas a urgencias, especialistas, pruebas complementarias (imágenes, analíticas…).

Incluso comentarios de los padres sobre la evolución de su hijo (lo que es muy valioso para mí).

El pediatra online puede crear además conjuntos de datos especiales (planes de seguimiento) según el niño y sus enfermedades. Sirven para llevar un mejor registro de cualquier dato que resulte interesante (yo tengo planes de salud específicos para seguimiento infantil, diabetes, bronquitis, amigdalitis, otitis de repetición, cólico del lactante…).

La idea es que los padres dispongan de una historia clínica en la que ellos tienen almacenada toda la información de salud de su hijo, y en la que llevar un registro de su evolución.

Y que tengan acceso a ella desde cualquier lugar y en cualquier momento, a través de Internet.

Esa misma historia es la que yo uso en mi consulta, de modo que en cuanto los padres entran, yo tengo acceso a toda la información que han archivado en el perfil, y cuando salen por la puerta, tienen todo lo que yo he escrito durante nuestra charla.

Además uso la plataforma para resolver dudas a través de Internet, y para comunicar a los padres los nuevos artículos que publico en mi web, los libros nuevos que escribo o cualquier novedad que crea que puede resultar interesante sobre salud infantil o los servicios que ofrezco.

Cuanto más completan los padres el perfil de su hijo, haciendo anotaciones sobre su evolución, o añadiendo los informes de cualquier otro médico que lo atienda (urgencias, especialistas…), de más información dispongo para averiguar la causa de los problemas de sus hijos y tratarlos.

Creo sinceramente, que Qoolife mejora mucho la comunicación con los padres de mis pacientes, y así me lo han comunicado muchos de ellos. Es la forma de Pediatría Online más completa que conozco.

Si, alguien que no puede acudir a mi consulta desea usar la plataforma, puede hacerlo simplemente entrando en Qoolife y haciendo un nuevo perfil de su hijo (y si lo desean otro suyo propio). Es gratuito.

Si deseáis que os ayude en lo posible a través de Internet usando el perfil, aunque no podáis ir a mi consulta, podéis buscar en servicios de salud (Pediatra, Granada). Mi servicio es El Puericultor SL. Podéis solicitar que yo sea el médico de vuestro hijo. Lo aceptaré con gusto. Y a partir de ese momento podréis hacerme consultas a través de Internet (este servicio sí es de pago). Me convertiré en vuestro Pediatra Puericultor Online.

Si el contenido de mi web te ayuda, y quieres que te ofrezca algún consejo más específico de las necesidades de tu hijo, esta es la mejor forma en que puedo ofrecértelo si no puedes venir directamente a mi consulta.

Aunque no precises mi ayuda, Qoolife puede ser una buena herramienta para que ordenes todo el historial médico de tu hijo. Y eso puede serte de gran ayuda en el futuro.

Te animo a crear el perfil de tu hijo en unos minutos, hoy mismo.

Entra en Qoolife.